Noticias

Esta semana, nuestra hermana Caterina Ciriello nos abre su corazón en una carta desde Roma. En ella nos habla de la inesperada manera en que ha celebrado sus veinte años de profesión perpetua, su relación personal con Dios y nos da su abrazo, aunque sea de manera virtual. A continuación adjuntamos el texto íntegro:

Una de las preguntas que me voy haciendo en esta última temporada a la luz de lo que estamos viviendo es: ¿la gente, antes de esta pandemia, era verdaderamente feliz? ¿Y qué es la felicidad? No se trata de hacer una reflexión filosófica, ni de otra cosa, sencillamente es preguntarse ¿hasta ahora qué ha sido importante en mi vida? ¿A qué valores me he agarrado? ¿Qué es lo que me hace verdaderamente estar bien conmigo misma y con el prójimo? ¿Con qué ojos hasta ahora he mirado el mundo, mis alrededores, y lo miro hoy? Intentando contestar a todo eso, y a mucho más, he tenido claro que no puedo hacerlo como una persona cualquiera sino más bien solo como Hija de Jesús.

Ante este virus enloquecido que nos ha quitado seguridades, expresiones de cariño de las que todas necesitamos, y hermanas queridas, Hijas de una generación que ha construido nuestra Congregación y nos ha fortalecido con el ejemplo de la dedicación, ante todo eso he abierto otra vez mis manos y las he presentado al Padre: toma todo lo que tenemos (siempre poco), todo lo que somos (que tú nos permites ser) y nuestro deseo de ser hijas tuyas y de la Madre Cándida.

Hace tiempo ya que no me encaro con Dios. No me enfado más con Él. ¡Es que no sirve para nada! Y más aún, Su Amor puede conmigo, Su mirada misericordiosa me vence. No quiero hacer confesiones espirituales, no es el caso. Pero, sí quiero afirmar con fuerza que de Él procede todo amor, toda consolación, toda fuerza, toda Gracia…Y esto es lo que da sentido a mi vida, a nuestra vida de cristianas y de Hijas de Jesús. Esto es lo que, delante de este mundo destrozado por la pandemia, quiero testimoniar. Nada más.

Mi madre, mi cuñado, dos sobrinos han sido infectados. Yo también. Nos encontramos sin fuerzas, a la espera de que pase todo. Y, mientras, el tiempo corre llevando consigo otras cosas, otros dolores: nuestra querida hermana Henar agarrada al sutil hilo de la vida entregada con generosidad.

Hoy, 18 de noviembre, hace veinte años hice mi profesión perpetua. Pensaba celebrarlo de otra forma, pero el Señor esta mañana ha pensado otra cosa. Ha querido llevarse consigo mi querido primo cura, Renzo, con quien compartía pan y Palabra, sonrisas y duelos, sueños y cuentos de libros. Recuerdo que todas las veces al acabar nuestra llamada telefónica me decía: “Rezamos una Salve a la Virgen” y al final me daba la bendición. Se irá solo y sin sus vestimentas sacerdotales… Pero Dios lo sabe, conoce nuestro obrar.

Humanamente no tengo más lagrimas, ni duelo por hacer. Pero estoy, de pie delante de Dios, otra vez ofreciéndole mis manos, nuestras manos, nuestros corazones rotos de dolor. Como decía Teresa de Ávila: “No tengo nada que decir, pero estoy aquí, te miro y tú me miras…”. Necesitamos de Él y necesitamos también una de la otra, de oraciones cariñosas que no conocen distancias ni miedos, de abrazos virtuales que recalienten nuestros corazones hasta que llegue el momento esperado de poder acercarnos al otro, libres de contagios y, ojalá, poder celebrar nuestro cumple con sosiego y alegría.

No tengo en mi casa cartas de la Madre Cándida para señalar alguna frase significativa para este momento, pero la tengo muy cerca, hasta creo que ella me ha dado la capacidad de soltar estas cosas. ¡Bendito sea Dios que tanto nos quiere!

Me despido. Todo esto en italiano hubiera salido mejor y mas bonito. Pero lo importante es que llegue el mensaje: os llevo a todas en el corazón y necesito de vuestro abrazo. Yo os mando el mío, que no conoce fronteras porque es de Hija.

Caterina FI

Roma

 

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Con motivo del inminente 150º aniversario de la fundación de las Hijas de Jesús, Graciela Mirta nos invita a "vivir el año de gracia que se nos ofrece". En una carta circular dirigida a las religiosas y laicos unidos por el carisma de Madre Cándida, señala que el año por venir "es una gran oportunidad para permitir que el Señor trabaje nuestra conversión".

"Deseamos agradecer lo recibido, descubrir la fecundidad de estos 150 años y profundizar en nuestra identidad", confiesa la Superiora General. Y añade: "Queremos también acercarnos a la Madre Cándida, a nuestros orígenes, volver a sus escritos y expresiones esenciales, al punto de arranque de la vivencia del carisma".

Precisamente el carisma de Madre Cándida juega un papel central en el aniversario de la Congregación. No en vano, el lema que se ha escogido para la ocasión es Un carisma vivo, un camino compartido. "Deseamos que sea una celebración universal, que llegue a todo el cuerpo apostólico y a todos los lugares", explica Graciela Mirta en su misiva.

Para la Superiora General, el aniversario supone "una oportunidad de unión de todos los que deseamos vivir el evangelio según el don recibido por nuestra Fundadora". Además, ha querido agradecer su aportación a las diferentes provincias y laicos implicados en la organización de esta fiesta.

Una celebración en pandemia

En su carta, Graciela Mirta subraya la necesidad de "hacernos conscientes del contexto de nuestra celebración: un tiempo de pandemia y de post-pandemia que hoy estamos viviendo y que seguiremos viviendo". Pero a pesar de las dificultades, confía en que la familia Madre Cándida conseguirá "descubrir allí a Dios presente, su mensaje y su modo". "No importa que las cosas salgan perfectas, sí importa el espíritu con que las vivamos: animarnos unos a otros, contagiarnos carisma, crecer en unión de ánimos, hacer experiencia, una vez más, de que 'cuanto más larga sea la distancia que nos separa mayor es la unión de los corazones' (CMF 457) y así continuaremos siendo fieles a esta herencia recibida como don para los demás".

La Superiora General ha presentado también la Comisión que ha conformado por el evento, donde están las hermanas Sonia Regina, Rosa Espinosa y Beatriz Neff así como los laicos Diana García y Daniel Sánchez.

Por último, ha adelantado la fecha de dos eventos. El 7 de diciembre, el Equipo de Pastoral Juvenil Vocacional de la Provincia de España-Italia organizará una Vigilia con Jóvenes desde Madrid en conexión virtual con todos los lugares del mundo. Y el 8 de diciembre, se celebrará una Eucaristía de apertura en la Capilla del Colegio Mayor Montellano con la presencia del obispo de Salamanca, don Carlos López, y de los superiores de los Jesuitas y Dominicos.

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

El miércoles, los niños del colegio nos obsequiaron con un bonito acto lleno de cariño. Debajo de nuestras ventanas habían colocado una gran pancarta con: ”¡Ánimo, lo vamos a lograr!”.

Primero los mayores y después los más pequeños. Fueron apareciendo un representante de cada clase, con la pancarta que habían realizado. Un profesor, ambientó y motivó el momento. Querían que supiéramos que se han acordado mucho de nosotras y venían a trasmitirnos ánimo y alegría. También una profesora nos dedicó un poema de esperanza: ”Cuando la tormenta pase… nos sentiremos dichosos tan solo por estar vivos”, y sobre todo, dichosas de sentir que se habían acordado de nosotras. Cada uno de los niños y niñas expresó lo que llevaba escrito en su cartel con voz fuerte y clara, sus mejores deseos  desde el cariño.

Nos hicieron sentir parte de esa educación que llevamos en el corazón tan profundamente, nos recordaron lo que tantas veces habíamos vivido y el amor que siempre poníamos en ello. Alguna profesora aprovechó para saludar y trasmitirnos el cariño de todo el colegio.

GRACIAS por estos momentos de encuentro que nos sacan de la soledad del confinamiento y nos recuerdan que la familia Madre Cándida no tiene límites.

GRACIAS a todos los profesores y profesoras que seguís transmitiendo la alegría del compartir y la solidaridad con nosotras.

GRACIAS a todos los que hicisteis posible este rato entrañable de encuentro e ilusión.

Comunidad de Nazaret

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

La Fundación Ayuda Solidaria Hijas de Jesús (FASFI) lanza su campaña Tú les cargas de esperanza. Bajo este lema, busca socios que colaboren con la institución y permitan que sus proyectos sigan adelante a pesar de la pandemia.

FASFI pretende así sacar músculo y acabar con lo que consideran "una paradoja alarmante". "Las peticiones de ayuda solidaria se multiplican y las fuentes de financiación se retraen", advierten desde la Fundación. De hecho, según el Banco Mundial, el impacto económico del coronavirus empujará a la pobreza extrema a más de 150 millones de personas en todo el mundo. En respuesta a este contexto de emergencia, apelan a sus socios, a quienes consideran "un músculo esencial".

"Sus colaboraciones periódicas nos permiten trabajar con independencia y no dejar a nadie atrás en estos momentos complicados", explica FASFI. Además, detallan que las aportaciones se destinarán a sus iniciativas en España, América Latina, África y Asia. "Son proyectos de educación, salud y empoderamiento de la mujer, así como acciones para cubrir necesidades básicas a colectivos vulnerables", añaden.

Una campaña online

Debido a la pandemia mundial, FASFI considera que "la única manera de llegar a todos vosotros es a través de la pantalla". Por ese motivo, su campaña es eminentemente digital y su lema, Tú les cargas de esperanza, representa a sus beneficiarios como personas con un teléfono sin batería.

"En FASFI pensamos que todos tenemos una batería mucho más importante. Una batería interna que es el motor de nuestra vida", cuenta la Fundación. "Algunos la tienen llena de ilusión y esperanza, pero la de otros está siempre a punto de agotarse", añaden. Y terminan con una pregunta: "¿Qué puedes hacer tú por la batería de los demás?".

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

El Sínodo sobre Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional que, como recordamos, tuvo lugar durante el mes de octubre de 2018, va dando sus frutos, casi de manera silenciosa y a veces imperceptible, por eso me ha parecido interesante aprovechar la web como ventana que arroje luz sobre lo que presento.

Un grupo de jóvenes que participaron en dicho Sínodo están poniendo en acción algunas de sus enseñanzas. Invitados por María José Rojas, de Venezuela y que actualmente vive en Zaragoza, se ha formado una comisión para organizar los dos Diplomados que ahora tengo la alegría de presentar.

Uno de ellos se refiere a formar líderes en pastoral juvenil y el otro se dirige a la formación para el acompañamiento. En sus contenidos se puede ver que el discernimiento está muy presente, así como la realidad juvenil hoy, el acompañamiento, el compromiso eclesial…

Es un proyecto que nace a la luz del Sínodo de los Jóvenes y de su Exhortación Christus vivit, una Academia para la formación sinodal, popular y misionera.

María José fue invitando a otros jóvenes de su propio país que están en Europa, y también de Puerto Rico y República Dominicana y a mí para que fuera acompañando el proceso.

Pensaron y creo que con mucho acierto, que es importante dar posibilidades de formación sin queremos ser útiles en el mundo de hoy, dentro de la iglesia y también fuera de ella. Y después de muchos meses de trabajo laborioso, de reuniones online cada mes, tenemos ya organizada la Academia Horizonte Joven. También está muy presente en Facebook e Instagram.

El logo completo representa al joven en el camino al horizonte que es Cristo, guía y meta. En el mismo se quiere reflejar que los jóvenes desean caminar y encontrarse con el creador de todo, con el amor primero, con la mística de Jesús.

Es un lugar de aprendizaje hacia un horizonte, hecho por jóvenes y para jóvenes. “El camino sinodal insiste en el deseo creciente de dar espacio y forma al protagonismo juvenil”  (Documento Final n. 160).

Desde esa idea se pretende servir a los jóvenes de toda América y El Caribe, a través de procesos formativos integrales desarrollados de manera online y avalados académicamente.

Personalmente leo todo esto como un signo de algo nuevo que va naciendo en una iglesia sinodal, en salida, misionera y que son brotes de vida que conviene alentar y apoyar.

Es una satisfacción inmensa acompañar este camino, recibo mucho más de lo que doy al ofrecer para la propia comisión un itinerario formativo que vaya nutriendo en sus personas eso que han de dar a los demás.

Y veo también una semilla de esperanza en este tiempo de crisis global donde podemos estar amenazadas de desesperanza ante tanto dolor y muerte, al vivir en incertidumbre permanente, en modo provisorio, sin poder encontrarnos, el que haya jóvenes dispuestos a mostrar horizonte, formación, entrega entusiasta al servicio de sus hermanos, con fuerte conciencia eclesial. Creo que es para dar profundamente gracias a Dios.

¡Muchas gracias por la difusión que puedan hacer de la Academia Horizonte Joven!

María Luisa Berzosa FI

Roma

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Eran las 5:30 de la tarde. Fin de la jornada escolar. Dos llamadas a nuestro piso hacían posible un encuentro de familia.

La Directora del Colegio y tres profesoras más del Equipo Directivo nos visitaban en nuestra casa haciéndose eco del deseo mutuo de seguir conectadas la Comunidad de Cataluña y el Colegio de la Asunción. Detrás de las mascarillas acogíamos las Hijas de Jesús en Badalona la vida del Centro: personas, alumnos, dificultades y proyectos…

Nos visitaban en nuestra casa, y además de su persona nos traían detalles de vida con alguna relación al carisma. Agenda escolar, pulseritas con el lema del curso, y una bonita cruz que se ha diseñado para las aulas de nuestros colegios.

Echábamos de menos esta relación, aunque desde el comienzo de la pandemia nos hemos mantenido abiertas y a la escucha de lo que unos y otras hemos ido viviendo, destinos, cambios, enfermedades, y algún encuentro online festivo.

Y es que el coronavirus nos asaltó de improviso y nos hemos visto obligadas a buscar otras estrategias de relación. Los objetivos de la Comunidad de Cataluña de ser comunidad de acogida, fraterna y solidaria, en Badalona quedaron algo oscurecidos. Desaparecen las acciones presenciales en el Colegio, Cáritas, Sin techo… y hemos necesitado tiempo y oración para aceptar que en esta situación necesitábamos dar pasos en clave de crecimiento interior, esperanza, apertura a lo que llega y búsqueda de nuevas presencias y aprendizajes, que nos ayuden a mantener viva la fraternidad y las relaciones solidarias.

Y volviendo al encuentro… nos manifestamos agradecidas. Ha sido una experiencia gozosa. Y del diálogo subrayamos el cambio de plan para celebrar los 50 años del Colegio, que dio pie para entrar en sus orígenes, los recuerdos y su gente. Todas nos sentíamos orgullosas y felices de formar parte de esta obra que comenzó con tanta dificultad y hoy es una riqueza para el barrio, con los mismos objetivos de “Ayudar a crecer en lo religioso, cultural y social”.

Con buen sabor de boca y algunas fotos, nos emplazamos para poner en marcha algún encuentro oracional abierto.

Como expresa una de las profesoras, nos unimos a ella  "Me alegro de haber pasado esta tarde con vosotras…. Os he visto muy bien”.

Comunidad de Cataluña

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s