Noticias

Mª Dolores Álamo nos envía unas palabras tras la celebración sus Bodas de Oro

Quiero expresar en breves líneas algo de lo compartido en La Fontiña donde nos encontramos las Hijas de Jesús de Galicia para celebrar mis cincuenta años de consagración al Señor. El día no pudo ser más bonito y el lugar, ideal para el encuentro.

Llego hasta aquí con el bloque de mis emociones, detalles, luces, oscuridades, colores…

Ahora, en la distancia, siento cerca mis recuerdos de familia, Hijas de Jesús con las que tanto he compartido, y los niños, compañeros, padres, catequistas… Entre mis luces y sombras experimento una íntima alegría que me habla de lo que ha sido para mí esa magia de educar.

Presento al Señor mis años con todo el jugo de la realidad vivida. Él ha ido irrumpiendo en mí y sigue haciéndolo como quiere y no como yo me imaginaba. Lo importante es que no me ha dejado aun sin ser yo consciente, muchas  veces, de ello.

Resuena mi corazón en fiesta, lleno de agradecimiento, por tantos dones recibidos.

Sí, muchas gracias a todos vosotros, con los que he  tenido la oportunidad de sentir el gozo de la misión que nos une, esos trabajos en equipo que tanto me han enriquecido. Sí, muchas gracias por vuestra cercanía, me sigue llegando, por encima de los kilómetros y el tiempo. Entonad conmigo un canto al Señor y pedidle una bendición para el grupo que hemos celebrado estos cincuenta años de gracia. Que, como nos dice Mª Inez en su carta de felicitación, en el tiempo que nos siga regalando, mantengamos la esperanza, el buen humor y la capacidad de alegrarnos en medio de todas las circunstancias de la vida.

¡Muchas gracias a todos!

María Dolores Álamo

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Un buen amigo me dijo una vez una gran verdad: Aquello que no se celebra, se pierde.

Con ese espíritu vivimos las bodas de oro de María Lanza el pasado sábado 8 de septiembre, en la comunidad de Sevilla.

Nos encontramos las hermanas de las dos casas, Madre de Dios y Virgen de los Reyes, comimos juntas y tuvimos una Eucaristía en casa con Fran y Manolo, los dos párrocos de los barrios de la Candelaria y los Pajaritos. Todo fue sencillo pero alegre, vivido en familia y preparado entre todas con mucho cariño: la celebración, la capilla, la mesa, la comida…

Fue un momento precioso de Congregación, sintiéndonos Cuerpo que agradece y haciendo presentes también al resto de hermanas que celebraban sus 50 años de consagración. Hubo tiempo de compartir historias, reírnos y sobre todo, hacernos conscientes de tanto bien recibido por el Señor en ese tiempo a través de ellas. A pesar de su timidez, María compartió su acción de gracias al Señor por su familia, por su historia en las escuelas rurales, por haberla elegido y por haber puesto en su camino a las Hijas de Jesús. Su sencillez y alegría nos conmovió a todos.

El domingo, en la Eucaristía en la parroquia de la Candelaria, fue el momento de celebrarlo también con la comunidad amplia de los vecinos del barrio. El ambiente de familia hizo palpable en la homilía, donde Manolo dio gracias por la consagración de María, en los cantos y los agradecimientos espontáneos de la gente.

Una de las parroquianas, llena de emoción, compartió que para ella María era la prueba viviente de que “el de arriba” existe.

¡Ojalá vivamos siempre contagiando esa certeza, esa ternura del Padre, esa entrega que nos hace parecernos cada día más a su Hijo y ser verdaderas Hijas de Jesús!

 COMUNIDAD DE SEVILLA

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Como ya creo que todos sabéis por lo que hemos ido compartiendo, “Encontrar Alegría-Bolivia” es la experiencia MAG+S Sentido Sur que las Hijas de Jesús hemos ofrecido este año por primera vez. Estas experiencias forman parte de la Pastoral con jóvenes 18-30 años de la Red MAG+S; y esta red la vamos formando y conformando Jesuitas, Jesús-María, Esclavas del Sagrado Corazón, Compañía de María, CVX y nosotras, las Hijas de Jesús.

En Bolivia estuvimos del 15 de julio al 15 de agosto, pero, como toda experiencia de este tipo (en Perú, Colombia, Chad, Camerún, Tanzania…) la experiencia es todo un proceso que comienza con la decisión del joven de participar en una experiencia Sentido Sur y realizar la preinscripción on-line rellenando un amplio cuestionario que, más allá de los datos, recoge motivaciones, deseos, actitudes… Le sigue una entrevista personal con las personas responsables de estas experiencias y de la experiencia concreta en la que se ve que puede encajar mejor. Después recibe confirmación o no de su participación. Tras la confirmación y configuración del grupo que hará la experiencia, se tienen dos encuentros de formación de fin de semana con los participantes y acompañantes de todas las experiencia Sentido Sur. Estos son muy importantes para conocernos, formarnos y disponernos para “ir al Sur”. En cada lugar de España de donde hay participantes se tiene una sencilla celebración de envío y, con ésta, ya el corazón va preparado para “volar”.

Otra “vertiente” de esta preparación ha sido por parte de las Hijas de Jesús de Bolivia y de manera muy especial Tita, que fue teniendo los diálogos con las autoridades de allí, el párroco, los directores de los colegios, acondicionando la casa en la que íbamos a estar y mil cosas más… ¡Que Dios se lo pague! (porque para nosotros sería imposible)

 

Encontrar Alegría-Bolivia hemos sido un grupo de nueve personas, de Sevilla, Barcelona, Donosti, Valladolid y Madrid.  Para nosotros muy pronto fuimos nombrando la experiencia como “EA!”, que son las iniciales de “Encontrar Alegría” y que además es una palabra que significa ánimo, afirmación, agrado… que podemos encontrar también en la Biblia o en la Salve. Cotidianamente nos brotaba “EA!” con cariño y ánimo…

Hemos vivido en Irpa Irpa, en la casa parroquial y nos hemos movido en el día a día de nuestro voluntariado y convivencia con la gente entre Irpa Irpa, Buen Retiro y Capinota. En estos tres pueblos, muy cercanos, las Hijas de Jesús están entregadas y animan la acción educativa y pastoral. En Buen Retiro, que es donde está la comunidad, tenemos un internado para chicos y chicas de Secundaria y Promos (lo que aquí es Bachillerato).

Y la pregunta que todos nos hacen: “¿Y allí qué hemos hecho?” Pues no sé muy bien si decantarme por decir que hacer, hacer… no hemos hecho nada, (aunque la actividad ha sido mucha y cada día terminábamos rendidos);  o decir que “bajo pretexto” de apoyo escolar en el colegio de Irpa Irpa a Infantil y Primaria y en Buen Retiro a Secundaria y Promos al que dedicábamos la tarde; una dinámica de Design for Change para “Encuentro de Promos” de Irpa Irpa, Capinota y Buen Retiro , a la que dedicábamos la mañana; y apoyo en la catequesis de comunión y confirmación de Irpa Irpa los domingos a las 8:30h y luego la misa con cantos y el “Quiero dar”…, pues lo que hemos hecho ha sido estar, escuchar, abrazar, sonreír, dar cariño, jugar, interesarnos por la persona, rezar, conversar, descubrir cualidades en niños que creen que no las tienen, contagiar la alegría que teníamos dentro… y cual boomerang, tal cual!, recibir nosotros de los niños y adolescentes, de las hermanas, de Matilde, de los choferes de las movilidades, de… todo eso y más… ¡Hemos recibido y aprendido taaanto! Aún estamos, en estas semanas tras la vuelta, “reconociendo tanto bien recibido” EE [234], al menos hasta encontrarnos de nuevo en Loyola a finales de octubre en donde tendremos el retiro de “Final de las experiencias Sentido Sur” y, por tanto, final “oficial” del proceso, aunque ya sabemos que Dios sigue trabajando e invitando…

Bueno, vuelvo a Bolivia, que aún me queda que contar…

Nos ha ayudado a hacer “auténtica experiencia MAG+S” el vivir, allí en dinámica encarnatoria…   las cinco claves de toda experiencia MAG+S: oración de la mañana, actividad de servicio, círculo MAGIS y acompañamientos personales, celebración de la Eucaristía o de la Palabra y el examen del día. Al estar “en nuestra casa” teníamos la suerte de tener a Jesús en el oratorio, pequeño y acogedor.

Los sábados dijimos que los dedicaríamos a descansar y sí, sí que descansamos… pero cambiando de actividad, que, yo diría, se tornó en un “intensivo” de la experiencia.

Un sábado fuimos a Cochabamba y antes de llegar, paramos en el santuario de la Virgen de Quillacollo, lugar de devoción y peregrinación del pueblo boliviano, también nosotros nos encomendamos a la Virgen y lo expresamos con nuestras velas…. Otro sábado… En Cochabamba… a la Cancha para ver y comprar detalles para la gente. Ahí venden ¡de todo!, a la “zona vip” de la ciudad y advertir el gran contraste, a nuestra comunidad de hermanas mayores y casa provincial, a la comunidad enfermería de los jesuitas en Cochabamba… Todo fuerte, todo testimonios de vida entregada, todo Regalo!

Tita nos animó a que no dejáramos de ir a Potosí. Nos organizó todo para que fuera posible y allá que fuimos un fin de semana, viajando la noche del viernes y volviendo la noche del domingo. De los 2500m de altitud de Cochabamba a los 4000 y pico metros de Potosí. Del helor por la nevada que hubo al “arder del corazón” por la acogida de las hermanas, la parroquia, la mina… y Barrio Lindo… ¡Ay, Barrio Lindo!!! Que como dice la canción que compuso Javi Jodar “con y e-mocionado” por el Encuentro allí, de lindo solo tiene el nombre… Hubo silencio y muchas preguntas que quizá solo es una: “¿A qué nos llamas ahora, Señor? ¿Qué quieres que hagamos?”

Tuvimos la suerte de vivir, compartir, celebrar en Buen Retiro las fiestas de San Ignacio de Loyola (31 de julio) y de Santa Cándida María de Jesús (9 de agosto). La relación con los chicos y chicas del internado, con las dos voluntarias de FASFI (Marta y Carmen) y con las hermanas de Buen Retiro ha sido preciosa. La mañana del día 9 en Buen Retiro fue con todos los alumnos y profesores del colegio, una sencilla y alegre celebración en la capilla, sobre todo cantando y bailando “Quiero dar” y luego una charla-compartir de los rasgos de nuestra espiritualidad con los profesores. Y la celebración del día de la Madre Cándida en el internado fue genial: cantar, detalles, dar gracias y pintar entre todos, estampando “corazón a corazón” el dibujo de la sala de la tele, inspirado en un esmalte de Bascones, precisamente el de “Dios lo quiere” (Mira un vídeo de la realización del dibujo)

El último día en aquellas tierras fue, yo creo, el mejor “broche” que hubiéramos podido tener. Y es que fuimos de convivencia-excursión a Cochabamba, con los chicos y chicas del internado, las voluntarias de FASFI y las Hijas de Jesús de la comunidad, al Cristo de la Concordia y a un parque muy bonito de allí. Disfrutamos mucho y nos tomamos un helado exquisito.

No os hablo de la despedida triste, agradecida y emotiva… porque de Cochabamba volamos a Santa Cruz para tener el retiro de recogida de la experiencia. Nos acogieron las hermanas de Montero en la propia comunidad, para ello habilitaron espacios y nos dejaron hasta sus habitaciones. Algo que ha sido extraordinario ha sido la acogida de las hermanas en cada una de las casas en las que hemos estado. ¡De quedar sobrecogidos!

Fuimos a misa al centro, a la catedral de Santa Cruz y al día siguiente el retiro en una casa de los salesianos en Montero y en él… “Sobre todo, ¡GRACIAS!”. El último día en Bolivia lo dedicamos a visitar-peregrinar a dos de las seis reducciones jesuíticas que hay en Bolivia: la de San Javier y la de Concepción. Fue una experiencia honda, de silencio y gratitud interior, de sentir y gustar la Misión de Jesucristo hasta los confines de la Tierra. ¡Tupas Chapiyé!

Y, para terminar… Gloria, Javi, Claudia, Marta, Sara, Ana, Bea, Javi, Tita… ¡Gracias! Y gracias Dios por cada uno.

                                                                                                                                            Mª Carmen Jiménez FI

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

  • 19 sustantivos que renuevan la vida: impulso, encuentro, universalidad, amor primero, gratitud, espíritu, misión, cuerpo, apertura, escucha, confianza, silencio, acogida, fidelidad, fortalecimiento, red, comunidad, gracia, disponibilidad.
  • 10 verbos que invitan a caminar: ser, vivir, profundizar, responder, acoger, dar, escuchar, compartir, cooperar, conocer.
  • 7 adjetivos que acompañan la vida:  profunda, alegre, diferente, lenta, universal, libre, disponible.
  • 2 adverbios que modifican las acciones: profundamente, pausadamente.

Y es que 19 Hijas de Jesús presentes en 10 países: Bangladesh, Tailandia, Filipinas, China, Brasil,Venezuela, República Dominicana, Uruguay, Mozambique y España, de 7 nacionalidades diferentes: Filipinas, China, Brasil, República Dominicana, Argentina, Bolivia y España, comenzamos una aventura congregacional el día 6 de septiembre: el curso de renovación.

2 hermanas nos acompañan: Clara Echarte como coordinadora del grupo y María Teresa Hu como traductora para las hermanas chinas.

 Y nos acogen en su hermosa tierra las hermanas de las diferentes casas de Belo Horizonte, haciéndonos sentir que cualquier lugar donde estamos las Hijas de Jesús es nuestra casa.

Mucha vida para compartir, para celebrar, para regalar...

Mucho agradecimiento por todo lo vivido y por lo que ya estamos viviendo aquí, compartiendo la vida universal del cuerpo congregacional.

Muchos sueños por conquistar para hacer realidad una nueva vida religiosa que dé vida y vida en abundancia. 

                                                                                        Rachel Bade, Adriana Xavier da Silva y Beatriz Neff

                                                                                                         Curso de Renovación,  Belo Horizonte 2018

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Desde el pasado día 6 de septiembre, tres hermanas de nuestra Provincia, se han juntado en Brasil con otras Hijas de Jesús llegadas de todo el mundo para participar en el curso de renovación. En esta ocasión, el curso se realiza en la casa de espiritualidad "Santíssima Trinidade" que la Congregación tiene en Belo Horizonte (Brasil).

Son un total de 19 las participantes en esta experiencia, llegadas desde las 5 Provincias que tienen las Hijas de Jesús en el mundo: América Andina, Asia Oriental, Brasil-Caribe, España-Italia e Índico-Pacífico. Son hermanas de 7 nacionalidades presentes en 10 países diferentes. Ana Zubiri, Mª Rosa Espinosa y Beatriz Neff son las participantes que han ido desde nuestra Provincia. La experiencia concluye el próximo 28 de octubre.

El curso de renovación aparece mencionado en el Plan General de Formación (PGF nº185) cuando se habla de la formación permanente. Se ve como "una ayuda para profundizar en la propia vocación desde las raíces evangélicas y volver a asumirla desde esta etapa de la vida, para donarla a Dios, con más generosidad y fidelidad, y a los demás con mayor sencillez, serenidad y sabiduría". Contribuye, pues, a llevar a la práctica y actualizar lo indicado en las Directrices y Normas Complementarias de las Constituciones de las Hijas de Jesús al hablar sobre la necesidad de la formación personal y comunitaria. En dichas Directrices se indica que en estos cursos de renovación "participarán las hermanas que se encuentren entre los 10 y los 15 años aproximadamente a partir de su profesión perpetua".

Los Ejercicios Espirituales, que darán comienzo el día 10 de septiembre, constituyen la experiencia centrar en este curso. Van a ser orientados por el P. Juan Miguel Zaldúa sj, jesuita español que pertenece a la provincia de Venezuela.  

Además, para el estudio de las Constituciones las hermanas participantes contarán con la ayuda de Mª Inez Furtado, la Superiora General de las Hijas de Jesús y de otras hermanas que también ayudarán en la experiencia. Entre ellas, la Consejera General Clara Echarte, coordinadora del curso, o la hermanas María Teresa Hu que realizará labores de traducción.
 
Nos unimos a nuestra hermanas en este tiempo de renovación, para que continuemos siempre profundizando en la propia vocación y buscar más el bien de los prójimos
 
LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

En esta fecha de la Natividad de María (8 de septiembre), hace 50 años realizaron sus primeros votos 6 hermanas de nuestra provincia. En esta fecha tan destacada de sus Bodas de Oro nos unimos a ellas en oración y rezamos dando gracias a Dios por sus vidas. Ellas son:

  • Mª Dolores Álamo Morón (Casa "Santa María del Camino" - A Coruña)
  • María Lanza Saucedo (Casa "Virgen de los Reyes" - Sevilla)
  • Sebastiana González Sánchez (Casa "Santa Eulalia" - Madrid)
  • Pilar Sánchez Gaspar (Casa "Virgen Blanca" - Granada)
  • Mª Nieves Llorente Montalvo (Casa "Santa Eulalia" - Madrid)
  • Mª Victoria Barrios Fernández (Casa "Mostenses" - Salamanca)     

Y junto a ellas recordamos también a Lucía Sanz Pérez (Provincia de América Andina) y a MªJosefa Pérez Hernández (Provincia de Brasil-Caribe) que hoy también cumplen medio siglo de Vida Consagrada. (+ info en la web Internacional)                 

Compartimos también algunos testimonios que en este día quieren compartir con todos nosotros, verdaderos ejemplos de Vida Consagrada:

Pilar Sánchez:

Cuando pienso en mis 50 años de vida consagradas en esta Congregación,  el sentimiento que me surge de inmediato es la GRATITUD. Gracias  al Señor que me invitó a seguirle de esta manera y me sigue acompañando en el recorrer de mi vida a pesar de mis flaquezas y de mis buenos deseos.  En los tiempos más fáciles y en los más oscuros, siempre me ha llegado su luz y su fuerza de diferentes maneras, pero he visto que era Él quien estaba ahí fortaleciendo mi debilidad.

Gracias a las personas que me han acompañado,   a mi familia, a quienes confiaron en mí, con quien comparto mi vida…

Y gracias a esa misión  que me hace feliz cada día. El encuentro con las personas con las que he compartido y sigo compartiendo  mis tareas, a las que he dado de mí y he recibido de ellas. Es mucha la riqueza que se genera.

Y gracias a la Madre Cándida que nos dejó este carisma recibido como hija de Dios nuestro Padre.

GRACIAS

Pilar Sánchez Gaspar FI

Mª Victoria Barrios:

Visiona pinchando aquí el vídeo de Victoria enviado desde Salamanca

 

 

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault