Noticias

Este domingo 3 de mayo, entre otras celebraciones tan importantes y bonitas como el Día de la madre, el Día de la Cruz y el Día mundial de la libertad de Prensa, la Iglesia celebramos el Día de oración por las “Vocaciones de especial consagración”. Es un signo de sinodalidad eclesial que la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, y la Jornada de Vocaciones Nativas haya sido convocada de forma conjunta por cuatro grandes instituciones eclesiales, que representan la diversidad y riqueza de las vocaciones de especial consagración: la Conferencia Episcopal Española (CEE), la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), la Conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS) y Obras Misionales Pontificias (OMP). El lema de este año es “Jesús vive y te quiere vivo”. 

Todos los cristianos estamos llamados a seguir a Cristo, pero hay algunas personas que somos llamadas a seguirle de una forma particular, a través de una consagración. Dentro de estas vocaciones, hay una gran diversidad: sacerdotes diocesanos, religiosos y religiosas de vida activa y contemplativa; y consagrados y consagradas de institutos seculares.

Este domingo, la Iglesia invita a rezar por ellos, y por tantos jóvenes que están sintiendo la llamada vocacional en cualquiera de estas formas. La jornada invita también a levantar la vista, y rezar por tantos jóvenes que están siendo llamados por Dios a seguirle en los territorios de misión. Son las llamadas Vocaciones Nativas.

Podéis ver el vídeo preparado por estas instituciones para este día AQUÍ.

Desde el equipo provincial de Pastoral Juvenil Vocacional de las Hijas de Jesús, os invitamos también, de manera particular a pedir por las vocaciones a las Hijas de Jesús. A través de unas sencillas frases tomadas de la “Llamada en la acción apostólica a caminar con los jóvenes” y de nuestra identidad de Hijas de Jesús, podemos dejarnos alentar por el Señor y que “arda nuestro corazón” para seguirle y contagiar el deseo de que Jesús sea el centro de nuestras vidas.

Vamos a poner muchísimo cariño y fe, y en Jesús nos unimos... 

Hoy os dejamos todas las frases con una canción de fondo que “nos expresa" mucho... 

A lo largo del mes de mayo, dedicado a María y la M. Cándida, iremos ofreciéndolas con diferentes propuestas. Será cada sábado, día especialmente dedicado a María; y los días especialmente congregacionales 8 y 12.

El día 30 tendremos un Encuentro Jóvenes FI para celebrar la fiesta de la M. Cándida. Será por videoconferencia y ya os informaremos más adelante.

Esperamos que a lo largo del mes, estos y otros gestos y palabras… nos ayuden a toda la Familia Madre Cándida: Hijas de Jesús, Laicos, Jóvenes FI… a pasar un rato bueno en Jesús, con María y la M. Cándida, y gozando de la alegría de la resurrección.

El equipo provincial de PJV

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Contamos por miles el número de fallecidos estos días, pero detrás de cada uno hay un rostro, una historia, una familia que ama, sufre y reza. Henar Martín, Hija de Jesús que vive en el barrio de La Ventilla (Madrid), comparte con nosotros su experiencia de Vida en la muerte de su hermana Tere. Gracias, Henar. 

 

Quiero comunicaros lo que siento ante la muerte de mi hermana Tere en este tiempo pascual donde la muerte-resurrección están tan presentes.

Cuando se vive de cerca la enfermedad y la muerte de un ser querido, se tiene la certeza desde la fe, no sólo de que Dios existe, sino que también de que es Padre-Madre, que con El todo es posible y superable.

Esa confianza básica en un Dios que es amor y nada más que amor es la que nos da la fuerza para vivir con paz los acontecimientos más adversos de la vida. Desde esta experiencia he podido yo vivir la enfermedad y muerte de mi hermana.

Ante determinados acontecimientos como la muerte y otros contratiempos caben dos posturas: o rebelarnos contra Dios, contra la vida y los demás o bien optar por vivirlos desde la fe y yo he optado por esto, mejor dicho, ha sido Dios quien me ha regalado la fe, gracias a ella se puede descubrir el sentido de todas las cosas, si no en el mismo momento, pasado un tiempo…

Superando las limitaciones del lenguaje y la comunicación, estos días yo me imaginaba a Tere que me decía algo así:

“Si me quieres de verdad, no llores porque yo estoy feliz en el cielo, con los santos y los ángeles y yo entre ellos alabando a Dios. Si conocieras lo que allí te espera cuando vengas, el gran regalo que Dios te va a dar y del que yo ya disfruto, no llorarías; así que si me quieres no llores. La muerte no es nada, es solo cruzar una puerta, pero la vida continúa de otra manera. Sé que sufres porque ahora no me ves pues estoy al otro lado, pero esto es sólo una separación temporal. Cuando te encuentres aquí, volveremos a estar juntas y agarradas de la mano, ya sin la silla de ruedas, podremos gozar y volver a reír juntas….

Tú, sigue viviendo tu vida de servicio a Dios y a los demás, no me olvides, recuérdame, no dejes de sonreír en memoria mía, sigue hablándome y recordando los buenos momentos que pasamos juntas. No es fácil de comprender pero yo estoy contigo aunque no me veas y ahora seré yo la que te ayude a ti. Recuerda que la última palabra la tiene la VIDA pero no tengas prisa, llegará ese último día en que ya todo estará bien, ahora nos queda el amor al que nadie puede hacer callar. Hasta pronto”.

Por todo esto yo le digo a Dios: No te reprocho el que nos llevaras a Tere, te doy las gracias por habérnosla regalado, por haber podido vivir cerca de ella estos últimos años de su vida, testigo de su inocencia y limitaciones y siempre contenta. Gracias a ella he podido encontrarte a ti, Señor, de una manera más profunda, tú que eres amigo de los sencillos y los pobres. Gracias por su vida.

Henar Martín FI
Madrid, 29 de abril de 2020

Quiero agradecer expresamente a toda mi familia, a mis Hermanas de la Congregación y a la Residencia “Nuestra Sra. del Perpetuo Socorro” donde pasó los últimos años de su vida, todo el cariño, atenciones y cuidado que han tenido con mi hermana. GRACIAS.

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Desde hace unos años, el día de Mª Antonia Bandrés -27 de abril- FASFI (Fundación de Ayuda Solidaria Hijas de Jesús) celebra también su fiesta. ¿Por qué? Porque su vida es de las que con poco dicen mucho, de las que nos descubren con su entrega silenciosa la felicidad más honda. Nos lo cuenta la Fundación Educativa Jesuitinas en este VÍDEO.

A lo largo de la semana hemos podido disfrutar de diferentes iniciativas:

- Artículo en la publicación #ConOtraMirada de Jesuitinas:  LEE AQUÍ.

- Tutoría de sensibilización sobre el consumo de ropa y la industria textil: VER VÍDEO.

- El equipo de Solidaridad-FASFI del colegio Nepomuceno Rojas de Sevilla, nos ha presentado el logo de FASFI de otra manera: VER EN YOUTUBE

- Las viñetas de humor del Mater Purissima de Madrid y su vídeo-reflexión: VER VÍDEO

Si quieres conocer más de FASFI, no te pierdas su vídeo de presentación. Aunque han cambiado personas, la esencia es la misma. VER VÍDEO.

 

FASFI cierra la Semana con un Concierto Solidario, ¿te lo vas a perder?

Podremos cantar con Manu Escudero, Juan Susarte, Maite López, Álvaro Fraile, Salomé Arricibita, Almudena Hernández, Óscar Santos, Unai Quirós, Javi Jódar, David de Amo y Nico Montero.

Nos encontramos, hoy viernes 1 de mayo, a las 18:30. Puedes volver a disfrutar del Concierto solidario: 

 

 

 

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Comenzamos la tercera semana de Pascua. El próximo  miércoles podremos escuchar en VivirFI-Radio la reflexión que nos aportará el seminario de Ejercicios Espirituales que se reúne anualmente en la Provincia. Ellos nos ayudaron a rezar en nuestra "Semana Santa conFIadas" y ahora hacen lo propio con la tercera Llamada en la acción apostólica de la Congregación General XVIII.

"El drama de la movilidad humana nos ha de poner en salida para responder al grito acuciante que nos llega de los migrantes y refugiados. Nos desafía a seguir colaborando con otros y a tomar posturas más audaces y definidas, que garanticen la protección de la dignidad humana, el acompañamiento y caminos de integración en la sociedad". (CG XVIII nº 6 Llamadas en la acción apostólica) 

Nos dejamos ayudar por sus indicaciones para orar esta Llamada y nos mantenemos abiertos, Hijas de Jesús y laicos, para escuchar qué quiere Dios de cada uno de nosotros -individualmente y como comunidades, familia, colegios, equipos y grupos de trabajo-.

 

AL HILO DE LA TERCERA LLAMADA DE LA DETERMINACIÓN CG XVIII

1. La Palabra nos ilumina:

- Heb. 13, 2: "No olvidéis la hospitalidad"

- Lev. 19, 34: "El extranjero que resida con vosotros será como uno nacido entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros".

- Ex. 22, 21: "Al extranjero no maltratarás ni oprimirás, porque extranjeros fuisteis vosotros".

- Mt. 25, 38-40: "… Porque tuve hambre, y me disteis de comer…, fui forastero, y me recibisteis… Os aseguro que todo lo que hicisteis por uno de mis hermanos más pequeños, lo hicisteis por mí”.

- Dt. 15, 11: “Nunca dejará de haber pobres en la tierra; por eso yo te mando: Abre tu mano al pobre, al hermano necesitado que vive en tu tierra”


2. El Papa nos dice:

“En la lógica del Evangelio, los últimos son los primeros, y nosotros tenemos que ponernos a su servicio. Los emigrantes y refugiados no son sólo un problema que debe ser afrontado; son hermanos y hermanas que deben ser acogidos, respetados y amados”.

Mensaje jornada emigrantes y refugiados, septiembre 2019

“La Iglesia «en salida [...] sabe tomar la iniciativa sin miedo, salir al encuentro, buscar a los lejanos y llegar a los cruces de los caminos para invitar a los excluidos"

EG, 24

“Este no es tiempo del olvido. Que la crisis que estamos afrontando no nos haga dejar de lado a tantas otras situaciones de emergencia que llevan consigo el sufrimiento de muchas personas. Que el Señor de la vida se muestre cercano a las poblaciones de Asia y África que están atravesando graves crisis humanitarias, como en la Región de Cabo Delgado, en el norte de Mozambique. Que reconforte el corazón de tantas personas refugiadas y desplazadas a causa de guerras, sequías y carestías. Que proteja a los numerosos migrantes y refugiados —muchos de ellos son niños—, que viven en condiciones insoportables, especialmente en Libia y en la frontera entre Grecia y Turquía. Y no quiero olvidar de la isla de Lesbos. Que permita alcanzar soluciones prácticas e inmediatas en Venezuela, orientadas a facilitar la ayuda internacional a la población que sufre a causa de la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria"

Bendición Urbi et Orbi - Domingo de Pascua 12 abril 2020


3. Reflexionamo
Hoy, la emigración no es un fenómeno limitado a algunas zonas del planeta, sino que afecta a todos los continentes y está adquiriendo cada vez más la dimensión de una
dramática cuestión mundial. Se trata indudablemente de un «signo de los tiempos”. Son hombres y mujeres, ancianos y niños que se ven obligados a abandonar su tierra y sus casas a causa de las guerras, la violencia, las persecuciones, la miseria, los desastres  naturales y condiciones ambientales, con la esperanza de salvarse y encontrar en otros lugares paz y seguridad.

La respuesta de los países y de una parte de la ciudadanía, muchas veces es el miedo, la xenofobia, creer que nos invaden, que son terroristas , que son ilegales que vienen a robar, que nos quitan el poco trabajo que hay… construir vallas, muros… Pero, afortunadamente, también hay muchas personas que acogen, sin discriminación ni exclusiones. 

El Papa Francisco señala que ante este drama de millones de personas nuestra respuesta común se podría articular entorno a cuatro verbos: “acoger, proteger, promover e
integrar”. 

De eso se trata: de Acoger que es tanto como besar (rozar mi piel con el distinto y que él me crea). Al fin y al cabo el ser humano de cualquier color nació de un beso de Dios. Se trata de Proteger que es tanto como abrazar, regalar el abrazo y procurar techo, trabajo y pan a los emigrantes. De Promover, algo así como subir sobre  los hombros al emigrante vulnerable para que vea otros horizontes. De Integrar, coger de la mano, tocarla y caminar juntos Se trata de cambiar la mirada, no verlos como un problema, sino como un regalo, como seres humanos que vienen a nosotros. Ser humano es pertenecer a nuestra especie, pero a la vez es asumir unos valores propios como el reconocimiento del prójimo o del ciudadano vecino o lejano y su vulnerabilidad. O los valores de la compasión, la amabilidad, la afabilidad y la cordialidad entre otros. Todo aquello que lleva a decirnos “Soy humano y nada humano me es ajeno». Y eso  está siendo contradicho ante casos de la actual situación de los emigrantes forzosos en los cuatro puntos cardinales. Lo que nos lleva a veces a la degeneración como especie si no se despertara nuestra conciencia y nuestro sentido de pertenencia a los que llamamos ser humano.

Se trata de creer en la fraternidad. Todos los seres humanos somos hermanos. Es una afirmación fundamental de nuestra tradición religiosa que incluso ha sido traducida
jurídicamente en el artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuando dice que «todos los seres humanos nacemos libres e iguales y dotados como
estamos de razón y conciencia tenemos el deber de comportarnos fraternalmente los unos para con los otros».

Se trata de reconocer en el otro, el rostro de Cristo. La misericordia, el cariño, la ternura, esa pasión que Dios tiene por nosotros es el origen de que luego nosotros podamos apostar por el cariño, la misericordia, la hospitalidad, la acogida, la integración social hacia los otros. Como decía san Pablo, somos hijos y por consiguiente, tenemos que comportarnos como hijos, y como somos todos hijos e hijas, tenemos que comportarnos necesariamente como hermanos y hermanas, y hacer del mundo una casa común. Dios no nos ha clasificado por nacionalidades o por razas, somos llamados a vivir una fraternidad universal en la que todos tengamos los mismos derechos y deberes.

Se trata de creer en la humanidad y, por eso, creer en la esperanza. Hay mucha gente e instituciones salvando vidas, rescatando en el Mediterráneo o en otros lugares del
planeta. Creer en la esperanza y en la posibilidad de una nueva respuesta más humana.

4. Es hora de preguntarnos con la mano en el corazón

- ¿Sentimos realmente a estos hermanos nuestros, migrantes y refugiados, como hermanos? Su vida ¿de verdad nos importa?

- ¿Nos hemos preguntado cuál es la situación que viven en este tiempo de confinamiento? ¿Qué haremos después?

- ¿Qué llamada personal y comunitaria percibimos para dar una respuesta válida y comprometida en su favor?

5. Y de actuar. 
La Determinación nos da varias pistas:
a) Con otros
b) Tomar posturas más audaces
c) Proteger su dignidad humana
d) Acompañamiento

¿A qué esperamos?
Abramos la ventana para que entre el Viento del Espíritu que todo lo cambia y hace nuevo nuestro mundo roto de emigrantes y refugiados.  Dejémoslo entrar en nuestra casa para que el corazón no se hiele y nuestro hogar no se seque. Si se cierran las puertas, abriremos ventanas pequeñas e imaginativas, incluso grietas, para entrar en la casa del amparo para todos donde nadie es excluido.

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Hoy, miércoles 22 de abril, es el #DíaMundialdelaTierra. Para celebrarlo compartimos con vosotros la experiencia que vivió nuestra hermana Mª Luisa Berzosa, como consultora de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, en el Sínodo de la Amazonía, que se celebró en Roma en octubre de 2019,  y su reflexión sobre la publicación de la exhortación apostólica “Querida Amazonía” del Papa Francisco.  

En la entrevista, Mª Luisa destaca que el Sínodo de la Amazonía tuvo como punto focal el cuidado de la "casa común" y la responsabilidad de las instituciones hacia el conflicto medioambiental. También analiza el mensaje de “Querida Amazonía”, desde la mirada de las Hijas de Jesús con su misión educativa y la participación de la mujer. La entrevista completa la podéis ver en este vídeo: 

 
 

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

En este tiempo de 2020, (como todos los que #nosquedamosencasa por responsabilidad, por miedo, por cumplimiento de la ley… y por no tener que realizar servicios especiales o poder teletrabajar… ) estaban en cada comunidad las Hijas de Jesús, llorando, abrumadas, tristes y preocupadas por la situación, por tanta gente sufriendo, por la realidad mundial, social, congregacional, comunitaria y también personal.

En este tiempo de confinamiento se acercaron, como tantos otros, a vivir la “Pascua on-line” a través de las propuestas de la web de hijasdejesus.es, o con el Papa en el Vaticano, o mediante las propuestas de Jesuitasesp, o cualquier otra propuesta… porque lo verdaderamente importante, aun sin que quizá lo supieran… es que estaban haciendo un espacio mucho más grande y profundo a Dios.

Ajenas todavía, como todos, a todo esto que estamos viviendo, en este ya más de un mes, las Hijas de Jesús habían recibido allá por finales de agosto, la determinación de
la CGXVIII junto con las seis llamadas a la acción apostólica, prioridades de por dónde el Señor las quiere vivas y entregadas a la misión, para los próximos años.

De nuevo las preguntas a Dios, a dónde nos quieres llevar, qué quieres de nosotras

Jesús resucitado, en este momento se acerca y dice: “¿Por qué lloráis? ¿A quién buscáis? ¿De qué discutís? ¿A qué tenéis miedo? ¿No habéis pescado nada?” Y salen las mismas respuestas: muchas somos mayores, hay pocas vocaciones, en cada obra puede haber poca presencia de vida religiosa, la misión compartida con los laicos no es tan fácil ni está madura, tenemos poca presencia con los jóvenes y con poco fruto, hay complejidad institucional, individualismo, desesperanza, la familia Madre Cándida no termina de cuajar, no tenemos un proyecto social con el que demos respuesta a situaciones sangrantes de migración y refugio, nuestra sensibilidad para el cuidado de la casa común no pasa mucho de la separación de residuos, tenemos voto de pobreza y sin embargo, lo tenemos todo resuelto y cubierto…

Jesús nos dice: - “¡Hijas mías!, ¡Hijas de Jesús!, ¡Familia Madre Cándida!” 

Nosotras nos volvemos y decimos: ¡Jesús! 

Jesús nos dice: - “Soltadme de vuestras evidencias y seguridades, de vuestros planes y proyectos, de vuestras agendas y calendarios, de vuestras terquedades y miradas cortas, de vuestros egoísmos e individualismos, de vuestras comodidades y divisiones. Os quiero vivas, sin separar vuestro corazón del mío, sed verdaderas Hijas de Jesús, dad lo único que tenéis, el nombre de Jesús; poned a los jóvenes en contacto directo conmigo, acompañad a cada persona en su situación y que se encuentre con Dios, id y anunciad el evangelio hasta los confines del mundo y sabed que yo estaré con vosotras todos los días de vuestra vida.

Mª Carmen Jiménez fi
Coordinadora de Pastoral Juvenil Vocacional
LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s