Noticias

Ojalá lo complicado fuera siempre tan fácil.

Quizá la explicación esté en las predisposiciones que tengamos de cara a nuestras experiencias. Cuando estamos predispuestos parece que nada nos coge por sorpresa y, si nos coge, lo sabemos asimilar como algo que es lógico y natural.

Otra explicación para hacer fácil lo difícil es cuando estás rodeado de personas que te quieren,  por el mero hecho de ser una Hija de Jesús, y te sobrepones más rápidamente ante esa dificultad.

Yo llegué a Bolivia con una experiencia de pánico puesta. Durante el vuelo hubo turbulencias, y en una de esas más fuerte sentí que nos matábamos. Ante el susto pensé que si me ponía a rezar recobraría la paz y eso hice. En cuanto entré en la oración la imagen la tuve muy clara y unos días más tarde comprendí que es que no pudo ser de otra manera. La imagen era yo en una barca con los apóstoles, gritando con ellos “Señor, socórrenos que perecemos”. La respuesta de Jesús ya la sabemos. Y yo, ante la escena, me preguntaba por qué mi miedo era más grande que mi fe. Limitaciones que tiene una.

No perdí el miedo y estaba deseando aterrizar pero, por lo menos, en lo que me duró la oración-meditación mi cabeza no estuvo pendiente de las turbulencias.

Al llegar a nuestra casa de Cochabamba nos encontramos, además de con un cariñosísimo recibimiento, con que nuestra hermana Mª Dolores Cano se estaba muriendo. Esto de acompañarnos en la muerte  también forma parte de nuestra vida de Hija de Jesús estemos donde estemos.  Pero yo venía del pánico y pasaba a contemplar la muerte, desde un cariño y un respeto tremendo compartido por todas las hermanas, pero era la muerte.

Al día siguiente de mi llegada enfermé. No sé si por el mal de altura, por unos vértigos que a mí me dan de vez en cuando o porque todavía tenía el miedo en el cuerpo. El caso es que me pasé el día vomitando y sin poderme levantar.

En 24 horas: experiencia de miedo, experiencia de ver de cerca a la muerte y experiencia de enfermedad. Todo muy complicado.

¿Y por qué tengo la sensación de que todo ha sido fácil? Creo que es por lo que  decía al principio sobre la predisposición aunque, en realidad, para mí es disposición ignaciana. Yo había dedicado algunas semanas antes de mi partida a disponer mi corazón para esta preciosa experiencia que me esperaba. En ese camino de la disposición traté mucho la indiferencia.

Quería venir dispuesta a todo, lo que me viniera lo iba a recibir como regalo de Dios sin mirar si era mejor o peor, si me gustaba más o menos, si me iba a resultar  fácil o difícil… Y yo ahora añado, recordando una vez más a San Ignacio, sin desear más salud que enfermedad, vida larga que corta, más valor que miedo…

He sido creada para alabar a Dios y lo quiero hacer aunque sea en un avión sintiendo mi pobreza humana, ante la muerte de una hermana sintiendo mi propia finitud o ante una enfermedad sintiendo mi propia fragilidad personal. 

Y se hace todavía más fácil cuando encuentras brazos abiertos, alegrías reales, cuidados constantes, cariño verdadero y buen humor. Gracias hermanas en Cochabamba, gracias por todo. Gracias por hacerme tan fácil lo complicado.

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Maria Inés está esta semana entre nosotras, Comunidad ampliada de Madrid,  le acompaña Joy. 

Nosotras le presentamos nuestra realidad y ella comparte la vida de la Congregación en otras partes del mundo. Se lo agradecemos mucho. 

Nos anima a abrir la mente y el corazón. Y nos alegra y cuestiona la frescura misionera que vemos en nuestras propias hermanas. 

 

Algunas fotos del encuentro en Sta María. 

Teresa Pinto

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault
 

Ya con la maleta preparada y desde el tren camino de Madrid, Pilar Brufal nos envía unas palabras antes de partir hacia Bolivia para participar en el curso de renovación junto a Hijas de Jesús de todo el mundo.

   Pilar Brufal

1. ¿Puedes compartir alguna de tus "mociones" a la hora de    participar en el Curso de Formación Permanente de Bolivia?

Gratitud,  porque es el Señor a través de la Congregación quien me sale al encuentro. Con el regalo de profundizar en mi propia vocación desde el momento vital en el que me encuentro para vivir con más hondura y fidelidad. 

Ilusionada por compartir el apostolado con Hijas de Jesús en un contexto cultural y geográfico como es el de Bolivia. 
 
 
2.  ¿Cuáles son tus deseos para este tiempo?
Nuestro universalismo congregacional es uno de los rasgos que más me apasiona. Su riqueza de lenguas, culturas, lugares... Donde es posible convivir con los demás y para los demás. Me hace sentir con radicalidad que otro mundo sí es ya posible. Se hace visible el germen del Reino desde lo pequeño. 
 
 
3.  Déjanos un mensaje en 140 caracteres...
Hermanas y amigas en el Señor. Compartimos una misma misión, una misma pasión: JESUS DE NAZARET. Fuerza que nos une en la diversidad. IHS
LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Ya con la mirada puesta en el viernes, día en el que emprenden viaje hacia Bolivia para participar en el curso de renovación, compartimos las palabras que nos hizo llegar Inmaculada Viciana como respuesta a la entrevista que le enviamos. 

 

   INMACULADA VICIANA

1.  ¿Puedes compartir alguna de tus "mociones" a la hora de    participar en el Curso de Formación Permanente de Bolivia?

Cuando desde el Equipo de Ayuda para la Comunicación, se me invitaba a responder a estas preguntas,  en el cuerpo del mensaje  me decían “ya sabemos que estarás preparando la maleta…..”

Lo que siento y puedo compartir   es una  “maleta “en la que  he ido guardando  cantidad de sentimientos.

En este tiempo de preparación  he guardado la ilusión por vivir unos meses de un modo diferente, la alegría por la oportunidad que se me ofrece de conocer un país y una realidad de la Congregación, la serenidad de un tiempo largo para sentirme y reconocerme junto a otros y otras como Hija de Jesús.

Aunque también reconozco que en “mi maleta “ se han ido guardando otros sentimientos “ un cosquilleo en el estómago “  ante lo desconocido , lo no calculado; la responsabilidad  de vivir intensamente y con hondura  la experiencia  sin que cosas , situaciones ,… de aquí  me enganchen ,  y la confianza en el Señor  para dejar la experiencia en sus manos .

 

2.  ¿Cuáles son tus deseos para este tiempo?

Los deseos que me nacen de lo más hondo están relacionados con lo compartido antes.

 DESEO  que de verdad y con hondura sea experiencia del Señor…  que me deje en sus manos para gozar, ahondar en el cada día de sus presencia.

 DESEO  agradecer con la vida la oportunidad que se me ofrece de compartir mi ser de Hija de Jesús, ahondar en mi compromiso en la Congregación y hacerlo dejándome interpelar e interrogar por la realidad diferente, por cada una de las personas que vamos a formar el grupo.

 DESEO  que cada instante merezca la pena por lo que reciba y comparta,

 Y por supuesto DESEO conocer obras, presencias, hermanas, comunidades…. Poner rostro e imagen a nombres e historias conocidas de oídas,

 

3.  Déjanos un mensaje en 140 caracteres...

 Agradezco la oportunidad que se me regala de vivir esta experiencia.

GRACIAS  por sostenerme y acompañarme.

Os llevo en mi “maleta “.

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

 Mientras continúan sus preparativos para participar en el curso de renovación en Bolivia, juntos a hermanas de once países, Pakea Murua es la segunda en acercarnos sus respuesta a la entrevista que desde el Equipo de Ayuda para la Comunicación les hicimos llegar

     Pakea Murua

 

1.  1º  Puedes compartir alguna de tus "mociones" a la hora de  participar en el Curso de Formación Permanente de Bolivia?

 Por una parte, siento resistencia y por otra parte, con más fuerza, invitación a confiar.

 

2º   ¿Cuáles son tus deseos para este tiempo?

 Por mi momento vital, se me ofrece una nueva ocasión para  seguir discerniendo mis motivaciones más profundas en el seguimiento de Jesús y cómo concretar todo ello hoy.  

Deseo dedicar un tiempo sosegado para escuchar una pregunta que me regala Jesús desde hace tiempo y que todavía no encuentro respuesta: “¿Quién dices que soy yo?”.  Deseo también seguir ahondando cómo está mi corazón, dónde estoy, qué digo de mí misma, qué me totaliza, hacia qué vivo…

Deseo discernir : ¿A qué me siento llamada en el Reino hoy? ¿Qué puedo aportar en la Congregación?¿Qué agradezco de lo que vivo con mis compañeras?

Deseo conocer a mis hermanas Hijas de Jesús que compartiremos este tiempo. Siento que puede ser un regalo poder acercarnos y conocer  las distintas realidades donde estamos presentes, escuchar las necesidades que hay, cómo vivimos nuestra entrega, cómo estamos siendo Buena Noticia en los distintos contextos.

Las hermanas que participamos en este curso estamos presentes en once países. Es un regalo.  ¡Ojalá sepamos aprovecharlo!.

 

3º Déjanos un mensaje en 140 caracteres ...

Creo en Dios como Presencia, sostiene y alienta amorosamente la creación entera. ¡Ayudémonos para anunciar con pasión a Jesús y su Reino!

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Este es el lema de Entreculturas para el presente curso.   Desde el comienzo los dibujos,  las frases, el árbol … nos acompaña;  se ha querido insistir en el cuidado de la tierra,  de hacernos cargo de la “casa común”  y por tanto incorporarlo desde lo que es el centro de nuestra misión:  la educación.

Se ha hecho el inicio de curso –“la vuelta al cole”- en nuestro Colegio de María Reina y en otros muchos que forman parte de la Red Solidaria de Colegios.

Queremos representar cómo una educación transformadora y de calidad es fundamental para construir un mundo de igualdad y respeto a la Naturaleza, para articular una ciudadanía global que ponga en marcha nuevos modelos de producción y consumo que generen sociedades sostenibles e igualitarias. 

Es hora de cuidar la Tierra,  que es nuestra casa,  que nos enseña cómo vivir,  cómo relacionarnos con otros seres vivos,  es nuestra mejor escuela.

 

La educación es clave para:

-       Capacitar a las personas para que hagan un mejor uso de los recursos que la Tierra nos ofrece

-       Construir nuevos modelos de producción y consumo que generen sociedades sostenibles e igualitarias

-       Mejorar la resiliencia ante desastres ambientales y el cambio climático

-       Articular una ciudadanía global que puede poner en marcha los cambios necesarios para un futuro de equidad y sostenibilidad.

 

Ayudemos a educar y educarnos para cuidar y recuperar nuestra mejor escuela: la Tierra.

Sobre todo,  no nos olvidemos de que todos los seres humanos que habitamos el planeta tierra,  estamos comprometidos con su conservación para que los recursos lleguen a todos,  esa desigualdad grande que sufrimos,  ese aprovechamiento de sus riquezas en pocas manos pero en cantidades escandalosas y nada o muy poco en tantos otros,  es un clamor incesante que debe sacudir nuestras conciencias y despertarnos a un compromiso cada día más consciente y traducido en pequeños o grandes gestos, pero todos orientados a cuidar lo que recibimos para que se multiplique y alcance a la universalidad de  nuestro mundo.    

Por María Luisa Berzosa fi

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault