Noticias

 Madrid, 23 de diciembre de 2019

 Queridas hermanas y hermanos:  

El Belén es como un Evangelio vivo que nos invita a ponernos espiritualmente en camino, atraídos por la humildad de Aquel que se ha hecho hombre para encontrarnos a cada uno. Y descubrimos que Él nos ama hasta el punto de unirse a nosotros, para que también nosotros podamos unirnos a Él. (De la carta Admirabile signum) El Papa nos ofrece esta ayuda para que dispongamos nuestras personas para contemplar este Misterio que no se agota, sino que nos sobrecoge y nos provoca un modo de mirar la realidad. 

Al contemplar hoy el Belén, experimentamos en lo más hondo de nuestro corazón el impulso de esa unión con Dios que nos encamina al encuentro con el Dios comprometido con nuestra historia y nos invita a transitar caminos nuevos. Encuentro que nos moviliza y nos lanza al camino de la vida que las Hijas de Jesús junto con los laicos estamos llamados a recorrer en este momento. Vivirlo en dinámica de salida nos lleva a:

  • comprometernos a proteger la casa común y a vivir una ecología integral,
  • encontrarnos con los jóvenes que buscan el sentido de sus vidas,
  • acoger a los migrantes que viven el drama de la movilidad,
  • asumir el reto de vivir abiertos al Espíritu y en búsqueda para crecer en identidad como familia carismática,
  • reflexionar sobre los retos educativos que plantea el mundo actual para que la respuesta sea desde la innovación que encierra el Evangelio.
  • poner en práctica el discernimiento en común como un modo de proceder y actitud constante ante la vida.

Adentrarnos en la gruta de Belén renueva nuestro compromiso para ir y anunciar con los pastores y vivir el amor-contemplación que se transforma en amor-acción que moviliza y compromete desde lo pequeño, desde abajo y desde dentro, desde el hoy y desde el mañana.
Un abrazo fraterno

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

«Dios Padre se revela por medio
de la encarnación de su propio Hijo
y lo hace en debilidad y pobreza.

Nos envía a su Hijo único que “siendo rico se hizo pobre
para enriquecernos con su pobreza”
(2Cor 8, 9)»

(CG XVIII. 8)

 

 

Queridas hermanas y hermanos: queremos vivir con todos vosotros la Navidad, la vida que surge de la fe en Dios que “por mí se ha hecho hombre…” (EE. 104).

Ante el pesebre quizá sea el silencio la mejor palabra. Que nuestro silencio sea expresión de un sentirnos desbordados por la gracia. Un silencio que es camino abierto para acoger el paso de Dios. En estos días, como Hijas de Jesús, como Familia de la M. Cándida, demos espacio y tiempo al silencio de la contemplación de este “misterio”. Como dice el Papa Francisco: “La contemplación de la escena de la Navidad, nos invita a ponernos espiritualmente en camino, atraídos por la humildad de Aquel que se ha hecho hombre para encontrar a cada hombre. Y descubrimos que Él nos ama hasta el punto de unirse a nosotros, para que también nosotros podamos unirnos a Él”. [1]

En la contemplación del misterio de Navidad, puede darse un intercambio de silencios, ante un hecho al que no podemos acostumbrarnos: Dios se hace hombre. Nos hace capaces de Él, capaces de Dios, y nos humaniza, saca de nosotros lo mejor de nosotros mismos cuando somos capaces de acogerle y darnos como Él se da. Precisamente la pobreza evangélica, a la que hoy somos llamadas las Hijas de Jesús, nos permite “ser respuesta al grito de este mundo que está pidiendo lo mejor de nosotras mismas” (CG XVIII, 7). La sabiduría que ahí se encierra se brinda también a los laicos.

Recientemente escuchábamos cómo el Sínodo de la Amazonia reflejaba la iniciativa de traer al centro lo que está en la periferia: “Este sínodo tiene el coraje de tomar una periferia existencial y traerla al centro, darle el micrófono, valorarla. La periferia tiene aquí su voz mayoritaria. El centro no manda a la periferia, está al servicio de la periferia de la Iglesia, de la pastoral. La pastoral ha de responder a la realidad, a sus concreciones”.[2]

Quisiéramos hacer nuestra esta dinámica cada día: la de caminar con todos, para lo cual es imprescindible aminorar el paso; la de servir a las periferias trayéndolas al centro de nuestra vida; la de conceder la palabra al otro para, en silencio receptivo, acogerla en disponibilidad; la de colaborar al bien común cuando nadie lo va a ver, y menos aún a valorar –una y otra vez- ; son muchos los gestos que podemos hacer para colaborar con el bienestar de los demás, del planeta, “aún estamos a tiempo”…

Es la dinámica de quien está “en salida”, de quien sale “del propio amor, querer e interés”. El primero que sale es el mismo Dios. Él es la fuente de nuestra alegría, de nuestra esperanza. Por eso celebramos estos días. Es El quien alienta nuestras vidas, nos llama a “reproducir la imagen de su Hijo” (Rm 8, 23) y a ser colaboradoras y colaboradores suyos.

Pidamos para todos que, al contemplarle, vaya transformando nuestras vidas, de modo que nuestra presencia en el mundo sea más “su presencia”.

Con afecto fraterno, ¡feliz Navidad!

 

Roma, diciembre de 2019

 

[1] Carta apostólica Admirabile signum, 1

[2] D. Rossano Sala SDB. “Sinodalidad misionera”. Familias carismáticas 2019

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Foto: Federico Gutiérrez       Texto: Camilo Genta

Hace unos años tuvimos la suerte de conocer en España a Kenia Cedeño, Hija de Jesús de República Dominicana que vino a Madrid para estudiar Espiritualidad Bíblica. Ahora, desde Uruguay, nos sigue llegando su sonrisa y su cercanía.

La web de la Iglesia Católica de Montevideo, publica esta entrevista que forma parte de la campaña "¿Dónde está puesta tu esperanza hoy?" promovida por el Club Católico e ICM para el Adviento 2019. 

Así comienza la periodista:n

Si le dijera que las siguientes líneas versarán sobre las redes sociales y sobre el tejido social, seguramente usted no estaría muy tentado de seguir la lectura. Le pido un poco de paciencia, que se anime a leer algunas líneas más y tal vez encuentre en esta historia trazos que humanicen esas redes y ese tejido. Lo invito a conocer la historia de Kenia, de su comunidad, de su casa; y a través de ella la historia de muchas otras personas que para nosotros reciben el nombre genérico de migrantes.

Antes que nada hay dejar en claro que Kenia Cedeño es una migrante; por opción, pero migrante al fin. Esta dominicana de 43 años, es la menor de una familia de 11 hermanos, oriunda de Santo Domingo. Es caribeña, se nota en su acento y en su sonrisa. Hace más de 20 es misionera de la Hijas de Jesús, y esta vocación define lo que fue, lo que es y lo que será.

 

Para leer la entrevista completa PINCHA AQUÍ.

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Hemos tenido un encuentro en nuestra casa de Alcarrás con un grupo de jóvenes de Confirmación de la parroquia San Ignacio de Lleida. El tema a compartir era el Reino de Jesús y cómo lo entendíamos nosotras.

La teoría era clara: lo llevamos dentro cada uno y está entre nosotros, el trabajo por los más débiles y pobres, y al estilo de Jesús. “Otro mundo es posible” era otra
traducción que todos compartimos.

Los signos de cómo hacer presente y vivir el Reino:

  • Mejorar en lo posible la vida de las personas que viven en los asentamientos sin las necesidades básicas cubiertas, ni por supuesto, las comodidades a las que nosotros estamos acostumbrados.
  • Ayudar a expresarse y comunicarse con las personas que trabajan y viven cada día.
  • Colaborar con ellos en poner en orden “sus papeles” que les abren la posibilidad de poder trabajar.
  • Dar apoyo escolar a los niños, hijos de inmigrantes, ayudándoles a superar sus barreras de lenguaje y aprendizaje.

Terminamos con una oración participativa dónde cada uno iba aportando lo que había entendido: todos tenemos que tender la mano a los otros, entre todos es más fácil y alcanzable, hermanos todos en el mismo Padre.

La conclusión era clara, podemos hacer presente el Reino. Y el problema, en nuestra sociedad y en cada uno de nosotros, es la desigualdad entre nuestro mundo rico y su mundo pobre que oscurece nuestros deseos y acciones para hacerlo presente.

Enriqueta Seva, fi

Comunidad de Cataluña

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

...pero en el vocabulario de Dios no existe este concepto.

Podemos coger el almanaque una de estas tardes y ver que el Día que se proclama el dogma de la Inmaculada, el día que la M. Cándida fundó la Congregación de las Hijas de Jesús es 8 de diciembre y ver que… ¡es Adviento! ¿será casualidad? 

Y es que Dios cuida todos los detalles… Si leemos por encima algún documento de la Fundadora, o incluso, algo más personal como alguna de sus cartas podemos ver cuántas dificultades tenía en cualquier paso que daba, incluso ese mismo día de la Fundación, con una Salamanca totalmente nevada, digo yo, que muy fácil no sería llegar a la Clerecía…

La misma vida de la M. Cándida ya nos transmite esperanza, es adviento, es preparación a cada momento para recibir a un Dios que le apasionaba. Arraigada en una confianza sólida y poniendo a María como Estrella de nuestros caminos.  ¿No es cierto que en este tiempo de Adviento también queremos caminar con María? ¿Será casualidad?

Para los que queremos formar la Familia Madre Cándida, son 148 años de ¡no casualidades! sino de una espera alegre, con ilusión, con pasión para seguir celebrando, con el telón de fondo de nuestra Fundadora, la llegada de un Niño que nos cambia la vida.

¡Feliz Adviento! ¡Feliz día de la Inmaculada!

Gemma Torres FI

Granada

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

En la carta del 11 de noviembre, la Superiora provincial, Rosa Espinosa, escribe a las Hijas de Jesús de España-Italia "para compartir algunas informaciones y noticias que generan vida y la impulsan en nuestra Provincia". Una de esas noticias es la constitución de una comisión de ayuda para la formación. 

Mª Dolores Giménez, fi es la coordinadora y nos cuenta cuál va a ser su trabajo.

En la circular nº 3 Rosa nos decía: “Hemos visto necesario en el gobierno provincial la constitución de una comisión de ayuda para la formación. Esta comisión está formada por Mª Dolores Giménez que es la coordinadora, Ana Cantalapiedra y Pakea Murua. La finalidad de la misma es ser ayuda para el gobierno provincial (PGF 236) “… que tengan como misión ayudarle (a la SP) a dinamizar la formación “–en este caso la 2ª etapa de formación que tenemos en la provincia-. En principio, su duración será de dos años.

Los días 8 y 9 de noviembre, nos reunimos en Madrid para tomar conciencia de nuestra misión y empezar a dar los primeros pasos.

Rosa nos habló de los objetivos de esta comisión:

  • Ser ayuda para el gobierno provincial (PGF 236) “que tengan como misión ayudar a la superiora provincial a dinamizar la formación” En este caso esta etapa que tenemos en la provincia.
  • Comunicación fluida con la superiora provincial para ir informándole de lo que la comisión va diseñando.
  • Ser ayuda para las superioras: recursos para que en lo local puedan ayudar, acompañar, animar, impulsar... a las junioras.
  • Diseñar un itinerario de formación para dos años: dos encuentros anuales y animación en lo local.
  • Buscar ayudas necesarias para llevarlo a cabo.

Y sin más espera nos pusimos manos a la obra. Ya os iremos diciendo cómo pensamos el itinerario formativo para estos dos años, tratando de reforzar lo ya aprendido, intentando seguir las orientaciones del PGF con la base y el horizonte de los grandes núcleos de nuestras Constituciones, teniendo en cuenta los votos y la necesidad de que se encuentren como grupo.

La verdad es que lo hemos tomado con ilusión y con la disposición de colaborar en la dinámica formativa  de estas junioras que viven el deseo de “progresar  en el camino del Señor, de tal manera que puedan llegar a ser verdaderas Hijas de Jesús” (CFI 95)

Nos seguiremos comunicando. Y que la M. Cándida esté presente en nuestras búsquedas y en todo lo que vayamos diseñando para el bien de las junioras en el hoy concreto que les toca vivir.

Mª Dolores Giménez, fi

Coordinadora de la comisión de ayuda para la formación

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s