Una Navidad de  “puertas abiertas” y “corazón dispuesto” para hacer de nuestra casa, de nuestra comunidad, de nuestras personas…  un “lugar” de acogida y de hospitalidad para quien se acerca, para quien sufre… para el desplazado y el forastero, para el de lejos y el de cerca… un lugar de comunión, de alegría y de fraternidad, un lugar donde podamos compartir lo que somos y tenemos… porque Dios continúa enviando a su Hijo a encarnarse entre nosotros.

¡Feliz Navidad!

Mª Carmen Martín

Superiora Provincial

0
0
0
s2smodern
powered by social2s