Hoy, 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada, celebran sus 50 años de vida consagrada como Hijas de Jesús dos hermanas de nuestra provincia, junto a otras del resto del mundo.

Son Lourdes Lete y Mª Luisa Berzosa. ¡Felicidades! Damos gracias a Dios por sus vidas y pedimos por ellas, para que continúen desarrollando su misión como verdaderas Hijas de Jesús.

En este día, compartimos algunas palabras que nos han hecho llegar:

Mª Lourdes Lete

Este día en el que celebramos también el 145 aniversario de la fundación de la Congregación, quiero dar testimonio de que llevo en el corazón un poso que considero muy importante: el agradecimiento de tanto bien recibido, -expresión de nuestra familia que siempre se refiere a realidades existenciales-:

  • A Dios que me llamó y me llama cada día
  • A mis padres que me transmitieron su fe
  • A la Congregación que ha acompañado todo mi camino, donde he ido descubriendo a Jesús como núcleo fundamental en mi vida con la M. Cándida abriendo la primera este camino
  • A las hermanas con las que vivido en las distintas comunidades.
  • Los EE. EE en la Espiritualidad ignaciana
  • La trayectoria educativa en la que me he sentido feliz
  • Las amplias y ricas posibilidades que la Misión me ha ofrecido y ofrece en diversas presencias hasta que Dios quiera.   

 

Lee aquí el testimonio entero de Lourdes Lete

Mª Luisa Berzosa

Entonar un canto de gratitud es un pequeño reflejo,

de “tanto bien recibido” como alberga mi corazón.

Pertenecer a una familia universal,

tener en ella a una madre como Cándida María de Jesús,

encontrar hermanas a mi paso,

mi casa en todas partes …

horizonte para “ayudar a los prójimos” 

que no desaparece …

me llena y me compromete cada día.

 

Y esta invitación de Jesús dinámica también,

“déjate hacer,  soy yo quien te lleva”,

sigue llenando mi corazón de mujer,

hace mi vida plena, fecunda y fecundante.

Me regala una nota de inmensa alegría,

una música que me hace cantar y bailar …

Me ofrece y posibilita hoy como ayer,

seguir siendo, cada vez con mayor conciencia

y gratitud:  Hija de Jesús.

 

¡Gracias,  Señor,  a Ti  y en Ti a tantas personas encontradas en este camino!.

Lee Invitada a caminar, las palabras completas de MªLuisa Berzosa

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s