El domingo día 20,  mientras sobre Madrid llovía incesantemente,  nos dirigimos al Colegio María Virgen las hermanas de la comunidad ampliada para un encuentro con Maria Inéz y Joy.

Maria Inéz comenzó su charla pidiendo que en unos momentos compartiéramos preguntas,  comentarios,  sugerencias que quisiéramos plantear;  desde ellas fue hablando de todos los puntos que propusimos.

Fue un encuentro de vida,  de sentir que estábamos en casa y que hablábamos de las cosas de nuestra familia.  El mensaje que nos repetía Maria Inéz era el de “ensanchar la tienda,  ampliar horizontes,  mirar más allá” …

Y se fueron desgranando los temas hacia dentro y hacia fuera de la propia comunidad ampliada:  cómo se va viviendo este nuevo modo en otros lugares de la Congregación;  cuál es el papel de la encargada de la casa;  el juniorado internacional;  cómo vivir la radicalidad que marcan nuestras Constituciones;  de qué manera hacer comunión y superar divisiones entre nosotras …

Pudimos también escuchar situaciones y respuestas admirables de nuestras hermanas en lugares de frontera,  de pequeños grupos que se van fortaleciendo con otras ayudas y que demuestran con gran disponibilidad su vida como Hijas de Jesús.

Y Maria Inéz nos animó,  es decir, nos dio vida al hacernos caer en la cuenta de que quizá nuestra mirada es a veces negativa pero ella encuentra muchos pasos positivos en nuestra provincia.  Su invitación era a seguir caminando con las formas concretas en cada casa que  no tiene que ser iguales.

Cuando nos dimos cuenta habían pasado dos horas y media … después de las fotos de todo el grupo pasamos al comedor y compartimos las exquisiteces que nos ofrecieron.

Volvimos a casa también bajo la lluvia pero con el corazón rescaldado por este encuentro que nos estimula y empuja.

¡Gracias, María Inéz y Joy!.

María Luisa Berzosa fi

Orcasur - Madrid

 

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s