Inma Alegre Barbero, 41 años. Antigua alumna de Blanca de Castilla (Burgos), maestra de Educación Infantil en Blanca de Castilla, Burgos

En esta Pascua online 2021, el Maestro me ha regalado muchos bonitos momentos. Comenzando con recuerdos muy felices de las Pascuas en Javier. También me ha regalado esos testimonios tan cercanos y compartidos con el corazón. Me he sentido afortunada y muy agradecida por el Encuentro, por los encuentros. GRACIAS de corazón.

 

Francisco Javier Ruiz Pinazo, 34 años. Antiguo alumno y monitor de Asociación Deportiva en Colegio Gamarra, Málaga.

El principal regalo que me ha dado el Señor en esta Pascua ha sido el reencuentro y el compartir, tanto conmigo mismo como con la comunidad. Me ha ayudado a darme el tiempo que necesitaba para volver a conectar con el amor compartido en y para Dios.

 

Alberto Sebastián, 28 años. Profesor del colegio Hijas de Jesús (Pamplona), monitor Alcor, Pamplona

En esta Pascua el Señor nos ha regalado grandes momentos de oración compartidos en comunidad con otros Jóvenes FI e Hijas de Jesús. Haciendo un alto en el camino, le hemos acompañado a la Cruz y con Él hemos aprendido a llevar la esperanza a los demás, a saber amar mejor, a alumbrar sepulcros oscuros,  a no ser meros espectadores de las heridas del mundo y a saber llorar el dolor ajeno. Esta experiencia nos ha ayudado, nos ha fortalecido y nos ha hecho más humanos. Es tiempo de ser sal que dé sabor, luz que alumbre y palabra viva.

 

Judit Capellán, 22 años. CMU Berrospe y campo de trabajo Almería, Madrid

La Pascua ha sido un regalo reparador del Señor. Ha sido pararse para conectar con la fuente y motor de la vida: el AMOR, Jesús. Ha sido una reafirmación de que Jesús es mi guía, mi luz en el camino. Él está siempre presente y ahora soy consciente de que soy yo también la que debo hacerle partícipe de mi vida, dedicarle tiempo y hacerle hueco. Como cualquier amistad, la relación con Jesús se marchita si no la cuidamos día a día, y eso era lo que a mí me había pasado. Los testimonios de Irene, Pilar, Marisa y Mati han sido estos un instrumento que me han acercado a Dios, me han hecho consciente de que su amor no tiene fin y que aún en tierras hostiles Él siembra esperanza. La Pascua ha sido ponerse en camino (miércoles), coger nuestra mochila y ver qué hay en ella (Jueves Santo) para apreciar lo que hay a nuestro alrededor (Viernes Santo) ser conscientes de nuestra pequeñez, debilidad  y vulnerabilidad (Sábado Santo) y compartir con alegría la Vida (Domingo de Resurrección).

0
0
0
s2smodern
powered by social2s