El 2 de abril de 1869, la Madre Cándida sintió la inspiración mientras rezaba ante el altar de la Sagrada Familia en la Iglesia del Rosarillo de Valladolid. Sabía que quería hacer la voluntad de Dios y, para ello, debía fundar una nueva Congregación, con el título de Hijas de Jesús, dedicada a la salvación de las almas, por medio de la educación e instrucción de la niñez y juventud.

Y así lo hizo. Dos años después, en Salamanca, fundó oficialmente una Congregación que, con el tiempo, terminaría expandiéndose por el mundo.

Disfruta del video del Rosarillo, que forma parte del proyecto «El Camino de la Madre Cándida», planteado con motivo del Año Jubilar

0
0
0
s2smodern
powered by social2s