La historia de la humanidad está repleta de inventos originados por casualidad: la sacarina, el marcapasos, la millonaria fórmula de la Coca-Cola… Si aquellas mentes brillantes hubieran desechado directamente su error o no hubieran valorado aplicaciones alternativas para el invento surgido del despiste, probablemente el mundo sería hoy un lugar distinto. 

Algo así sucedió con la radio. Surgió con la intención de convertirse en un telégrafo sin cables para facilitar el intercambio de información, principalmente en el ámbito militar. Pero pronto se descubrió que este revolucionario invento podría ser de gran utilidad para el mundo civil, ya que permitiría acercar la información y la cultura a las masas. El éxito fue absoluto y, desde entonces, se ha integrado en los hogares y la vida diaria de las personas acompañando, informando, entreteniendo, educando y evangelizando.

La radio religiosa comenzó su andadura hace 90 años, cuando el Papa Pío XI inauguró Radio Vaticano, pronunciando en latín el primer radio mensaje pontificio de la historia: “[…] Nos dirigimos primeramente a todas las cosas y a todos los hombres, diciéndoles, aquí y en adelante, con las mismas palabras de la Sagrada Escritura: “Escucha, cielo, y hablaré, oiga la tierra las palabras de mi boca. Oigan esto, todos los pueblos; escuchen, todos los habitantes del mundo: tanto los humildes como los poderosos, el rico lo mismo que el pobre […]”. Y, progresivamente, la radio se convirtió en uno de los grandes medios evangelizadores, haciendo llegar la Palabra de Dios a los lugares más remotos. 

Radio ECCA es una emisora canaria de inspiración jesuita, que, desde mediados de los años setenta, ha aprovechado también las oportunidades de las ondas para este fin. Su misión es clara: educar, brindando la mejor formación posible a quienes más necesidades tienen, y evangelizar, adaptándose al diálogo intercultural e interreligioso que exige la globalización. A lo largo de su historia, suman más de dos millones de alumnos matriculados, contando, además, con casi 500.000 oyentes mensuales. Radio ECCA contribuye al desarrollo y al fortalecimiento de los sistemas educativos; y, al mismo tiempo, trasciende en el empeño de posibilitar el diálogo entre culturas, religiones y personas. 

Pero el camino que tuvo que atravesar Radio ECCA no fue nada sencillo. José María Segura, director general de ECCA, afirma que este ambicioso proyecto comenzó gracias a “numerosos héroes y, sobre todo, heroínas que decidieron ir a los pueblos y a las villas en burro para ofrecer a la gente el derecho a la educación”. Durante los primeros años, Radio ECCA fue expandiéndose, poco a poco, por las ondas del archipiélago canario, a través de emisoras locales. El fin era llegar a tantos alumnos como fuera posible. Posteriormente, dio el salto a la Península. Sin embargo, lo hacía en un contexto de cierta inestabilidad, marcado por los cambios de la Transición, continuas crisis económicas y la adaptación a sucesivas nuevas leyes educativas.

Pese a las dificultades, Radio ECCA terminó convirtiéndose en el primer centro español de educación a distancia para adultos y consiguió atravesar fronteras e implantar su tecnología educativa en instituciones de todo el planeta. Además, educar a través de las ondas les permitió romper con la brecha digital y acercar la oportunidad de una enseñanza digna a miles de personas vulnerables.

 La situación actual de pandemia tampoco logró frenar a ECCA. Tras más de cincuenta años impartiendo clases a distancia, contaban con los recursos necesarios para seguir con el ritmo de trabajo habitual. De hecho, consiguieron aumentar el número de matriculados y las peticiones de ayudas para becas. “La gente, al estar en casa y tener tiempo para estudiar, se ha animado a matricularse o a hacer más cursos con nosotros”, confirma el director general.

La variedad de materias que abarcan es enorme: álgebra, genética, historia, inglés, programación musical… No obstante, el contenido religioso tiene también su lugar. Magis Radio, integrada y producida por Radio ECCA, se pone al servicio de la fe y se centra en las personas que hacen posible una inmensa red de educación, cultura, espiritualidad, presencia social y servicio eclesial. De este modo, ofrece la lectura de textos bíblicos de la liturgia dominical, puntos y propuestas de oración o la escucha de testimonios de personas vinculadas a la Compañía de Jesús

José María Segura afirma que los oyentes esperan ansiosos recibir la Palabra y la oración que se realiza cada fin de semana. El haberse adaptado a la era de Internet ha permitido que sus contenidos estén disponibles y programados para acceder a ellos cuando se quiera y desde donde se quiera: “Divulgamos y educamos también por grupos de WhatsApp, por Twitter, por Facebook… Estas nuevas tecnologías nos están ofreciendo difundir nuestro mensaje a personas que, de otra manera, no podrían recibirlo”. 

Radio ECCA transforma vidas, como la de Mari Carmen, que tuvo la oportunidad de formarse grabando las clases radiofónicas en viejas cintas. “Me abrieron el camino y me dieron la mano para caminar”, asegura.

Al igual que la Madre Cándida, en Radio ECCA saben que la educación es una fortísima herramienta para el cambio. Como ella, no entienden de fronteras y recorren el mundo en busca de almas a las que educar, siempre fieles a los valores cristianos. Porque, como confiesa José María Segura, “esas son las cosas que, sin duda, nos dan la vida”.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s