Mientras la primera gran pandemia del siglo XXI azota el planeta, muchos lugares siguen sin acceso a sistemas sanitarios eficaces y salubres, viviendas dignas en las que pasar periodos de confinamiento, agua potable y, en muchos casos, ni siquiera alimentos. Estas terribles realidades existen, para millones de personas, desde tiempos inmemorables. Sin embargo, la Covid-19 las ha hecho más visibles, graves y urgentes.

La pobreza, la desigualdad y el hambre son también mortíferas pandemias que deben ser erradicadas. Por ello, Manos Unidas, bajo el lema: “Contagia solidaridad para acabar con el hambre”, centrará su trabajo para el 2021 en denunciar las consecuencias que el coronavirus está teniendo entre las personas más vulnerables y en la solidaridad entre los seres humanos como única forma de combatir la pandemia de la desigualdad, que castiga a cientos de millones de personas en el mundo.

Es necesario actuar y hacerlo ahora. Solo con la participación de todos será posible caminar hacia un mundo donde los derechos humanos dejen de ser una declaración de intenciones para convertirse en justa realidad.

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s