(de los Apuntes espirituales de la Madre Cándida)

 

Por este tiempo vivido de iluminación de la Determinación desde la Palabra de Dios
TE ALABAMOS, TE BENDECIMOS Y TE DAMOS GRACIAS:


Porque nos sabemos amadas y llenas de confianza en TI.
Por la oportunidad, cercano nuestro 150 aniversario, de profundizar en nuestra identidad, para
ofrecer en esta sociedad, un nuevo rostro del carisma de Hijas de Jesús.

Por los deseos que pones en nosotras de mantener el Cuerpo en su buen ser, en el hoy de
nuestra historia, desde la vivencia de la pobreza evangélica como dimensión integradora.
Porque nos llamas a compartir contigo el espíritu filial y fraterno, a ser hijas en el Hijo.

Porque nos ayudas a descubrir qué vida consagrada tenemos que vivir hoy, junto a nuestros
hermanos, para ser aliento, impulso de esperanza, consuelo en el dolor y sufrimiento.
Por el impulso para vivir la espiritualidad del cuidado desde la comunión con la creación, la
hospitalidad, la reconciliación.

Porque a lo largo de este proceso, a la luz de tu Palabra, hemos descubierto un poco más que
la verdadera pobreza sólo es posible cuando ponemos en Jesús nuestra esperanza y asumimos
su modo de vida, desde el compartir lo que somos y tenemos con todos nuestros hermanos.

Comunidad de Hijas de Jesús de Segovia

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s