Del obispado nos vino una petición: ¿Queréis compartir lo que habéis aprendido en el confinamiento….?

Y deseando colaborar en los medios de comunicación del "bisbat" que nos solicitaba una “parada personal” en la parada general de toda la Diócesis, nos decidimos a reflexionar y ofrecer el resultado.

Y hoy lo compartimos en la web provincial.

El confinamiento traía su sabiduría y en él aprendimos muchas cosas. El pararnos nos ha ayudado a que no quede solo en nuestro inconsciente.

En este tiempo de confinamiento hemos aprendido:

  • Que todos nos necesitamos en este mundo global que nos parece impersonal, pero que se hace concreto en la cercanía.
  • Que hemos de cuidarnos unos a otros. Ya no vale el “yo estoy bien”; ahora se impone el “nosotros estamos bien”.
  • Que toda vida humana tiene el mismo valor. No se lo da la edad, la raza, la lengua, la religión…
  • Que la salud es un bien preciado al que no hacemos mucho caso hasta que se rompe.
  • Que ponerte enfermo en un país desarrollado conlleva mucha más seguridad que hacerlo en uno no desarrollado. Decía un amigo de Venezuela que ponerse enfermo allí es morirse.
  • Que la solidaridad, la fraternidad se ha de demostrar en tiempos difíciles como estos. Y ahora hay muchas oportunidades.
  • Que la fe me ha dado la confianza y la seguridad de que el Dios de la historia ha compartido el sufrimiento de tantas personas que han muerto o lo han pasado mal. Dios nos da la oportunidad de cuidar a los que tenemos cerca.
  • A valorar los medios de comunicación y cómo, a través de ellos, he podido seguir acompañando a las personas a las que me debo: enfermos, personas solas, niños…
  • A vivir la fe en celebraciones virtuales, más amplias que el grupo cotidiano. Cómo, al unirme orando y celebrando la fe con otros lugares y otros países, vivía una experiencia de universalidad que ensanchaba mi vivencia de Iglesia.
  • Que las cosas que hacemos y que nos parecen tan importantes, se pueden parar.
  • A sufrir por otros que no conozco y a pasar tiempo conmigo misma.
  • Agradecimiento ante la situación de sentirme viva, alegre, enérgica cada mañana.

Comunidad de Cataluña

0
0
0
s2smodern
powered by social2s