Cuando estamos terminando el tiempo de Navidad (terminará el domingo 12 de enero con la fiesta del Bautismo de Jesús) compartimos la carta nº 5 de nuestra Superiora General. Nos ayuda, en este comienzo de 2020, a tomar conciencia de las fiestas que hemos celebrado y, de alguna manera, nos prepara para el tiempo ordinario con las noticias de los trabajos del gobierno general, envíos internacionales y noticias sobre los inicios de la formación. 

Comienza haciendo referencia a la fiesta de María madre de Dios y la del Dulce Nombre de Jesús, que celebramos por tradición el 1 de enero.

Queridas hermanas:

En el tiempo litúrgico de la Natividad del Señor que aún estamos celebrando, irrumpe la fiesta de María madre de Dios. Celebrar su maternidad es sumergirnos, también nosotras, en esa corriente de alegría y gratitud, que se nos regala a través de lo frágil y vulnerable del mundo[1]. María es la mujer de la interioridad y del silencio; la mujer contemplativa, pacificada y pacificadora; que supo descubrir la presencia de Dios en los acontecimientos de la historia y de su historia personal, aún en medio de la poca claridad de los mismos.

Además de esta gran fiesta de la Iglesia, nosotras, Hijas de Jesús, celebramos el Dulce Nombre de Jesús. Deseo compartir con ustedes lo que la Madre Cándida nos dice en una de sus cartas: ‘Unámonos muy estrechamente al Amante de nuestras almas, que, hecho Niño por nuestro amor, nos convida con su ejemplo a que le demostremos con nuestras obras  que le amamos y le amamos muy de veras…; si hija mía, hagámosle total entrega de nuestra voluntad, conformando en un todo la nuestra con la suya. Imitemos su humildad tan profunda, su caridad, su pobreza, su paciencia, su mansedumbre, su obediencia y su silencio’. (CMF 203). Pidamos la gracia, las unas para las otras, y así toda la Congregación, de parecernos a Jesús en estas actitudes que señala la Madre Cándida y en otras, presentes en el Evangelio, para parecernos a Él, como una hija se parece a su padre. (CFI 136)

Aprovechémonos de estas fiestas para crear espacios de unión entre nosotras, y de congregarnos, donde esto sea posible. Y que en estos espacios de congregación muchos puedan formar parte, ampliando de esta manera nuestra familia.

Nos deja también un elenco de las actividades del Gobierno general en Roma. Además del trabajo ordinario, la participación de diversos encuentros de Vida Religiosa en Roma.

Desde que hemos comenzado con los trabajos del Gobierno general, todavía no hemos salido a conocer las realidades de la Congregación, por diferentes circunstancias. En este tiempo, además del trabajo de gobierno ordinario participamos de distintos eventos de Vida Religiosa que se han celebrado en Roma, donde hemos conocido y nos hemos dado a conocer. Además fueron de gran enriquecimiento y formación para el servicio que actualmente se nos pide: Congreso de Educación de la UISG, Escuela de formación de gobiernos, Encuentro de los gobiernos generales que colaboran con JRS en el mundo, Familias carismáticas, Proyecto Sudán del Sur, Vita consacrata e nuova evangelizzazione oggi, Encuentros de gobiernos generales nuevos en Roma, Participación en la Comisión de Educación de USG-UISG (comisión mixta), a la que fue invitada la consejera María Teresa Pinto y que a partir de ahora pasará a formar parte de dicha comisión.

A muchos os llegaría noticia de que estuvo en España. En la carta nos deja una breve reseña:

Del 16 al 23 de noviembre hice una breve visita a España. El objetivo fue acercarme a esta gran parte de la Congregación y entrar en contacto con el Gobierno provincial, la Ecónoma provincial, la Fundación Educativa Jesuitinas, la Fasfi en la persona de la Presidenta del Patronato y la Gerente de la misma. Fue oportunidad también de dialogar con algunas Hermanas. Tuvimos un cálido encuentro con las Hijas de Jesús que viven en Madrid. Agradezco el detalle y la cercanía vividos en aquellas vísperas y merienda-cena que compartimos juntas.

Me hizo mucha ilusión también conocer el Colegio y casa del Mater Puríssima y la de Santa María (Ferroviarios). Al acercarme a este barrio de Madrid, pude constatar, con alegría, que el  universalismo social y geográfico de nuestro carisma está presente allí.

 A continuación, nos comunica envíos internacionales que ha hecho ella o ha confirmado. Hablan de un Cuerpo disponible para la misión:

De acuerdo con las necesidades de nuestra misión, mirando la entera Congregación, he continuado con los envíos internacionales:

  • María Asunción Hernández Mora: de Cuba a la casa internacional de formación en Córdoba, Argentina.
  • Francisca María da Conceição: de Brasil a la casa internacional de formación en Córdoba, Argentina.
  • María Consolação de Matos: de Japón a Uruguay.
  • Yomarys Tolentino Arias: de República Dominicana a Venezuela
  • Francisca Mejía Heredia: de República Dominicana a Colombia.
  • Kenia Margarita Cedeño Castro: de Uruguay, luego de cumplir los 10 meses para los que fue enviada, a República Dominicana.
  • María Inmaculada Eceizabarrena Eceiza: he confirmado el envío hecho por la Superiora general anterior a Uruguay.

Agradezco mucho, en esta ocasión, la respuesta de ‘primera hora’ que he encontrado en estas hermanas. Da mucha consolación encontrarnos con un Cuerpo que es capaz de salir, de dejar sus países, de aprender otra lengua, de no importar la edad, ni la salud, ni... Todo el despojo que supone el ‘estar dispuestas a ir a cualquier parte del mundo que me señalare la obediencia’ (CFI 130), como hemos rezado en la Fórmula de nuestra profesión perpetua. Con Hijas de Jesús de este talante espiritual, dejando de lado el propio amor, querer e interés personal… y dispuestas aún ‘a lo que no se comprende’, la Congregación, que en poco tiempo cumplirá 150 años, se ha dispersado en 19 países.

Envíos de las Superioras provinciales y confirmados por mí:

De Brasil-Caribe

  • Anabelis Alicia Carbonell Boch: de Cuba a República Dominicana.
  • Rosa Santos Sánchez: de República Dominicana a Cuba.

De América Andina:

  • Patricia Andrea Yzary: de Bolivia a Argentina. 

La formación inicial tiene un espacio también en las comunicaciones de la General. Nos habla de entradas y jóvenes que avanzan en su formación como Hijas de Jesús. Pidamos por ellas.

La Superiora provincial de Brasil-Caribe admitió a tres jóvenes al Noviciado: dos de República Dominicana y una de Puerto Rico. Estas jóvenes hicieron su etapa de Postulantado en República Dominicana. El ingreso será el día 11 de febrero en Córdoba.

En Córdoba (Argentina) tendremos, una o dos postulantes, tres novicias de primer año y una juniora de primera etapa. Las acompañarán como comunidad formadora la Maestra de novicias y las dos hermanas que acabo de enviar al Noviciado.

En Brasil-Caribe, la Superiora provincial admitió al Postulantado a una joven de República Dominicana que lo iniciará el 21 de enero de 2020, en la Casa de Licey al Medio, de Santiago de los Caballeros.

Las postulantes de otros lugares - Manila y República Dominicana - que tienen sus grupos y Encargadas continúan con sus procesos. Recemos con insistencia por las formandas y la delicada misión que la Congregación encomienda a las Formadoras.

 Y en este contexto de Formación inicial, cómo no decir una palabra de la Pastoral juvenil y vocacional.

Todas recordamos que el aspirantado es la última etapa de la pastoral juvenil-vocacional. Agradecemos a Dios las jóvenes que se encuentran en esta etapa en distintos lugares... 

Animémonos en la pastoral con jóvenes. No decaigamos en la confianza de que Dios sigue llamando a los jóvenes de hoy. Ayudemos a los jóvenes a escuchar la voz de Dios en sus vidas. Esa ha de ser hoy nuestra misión. Y, como nos decía la Determinación de la CGXVII, ¡no seamos tímidas en nuestras propuestas vocacionales!

Termina recordándonos que hay mucho trabajo por delante y que desea contar con la colaboración de todos, Hijas de Jesús y laicos, para la formación de equipos internacionales.

Concluyo mi carta de comunicación, pero antes no quiero dejar de decirles que en este tiempo estamos reflexionando sobre los campos que tienen asignados cada consejera general, y sobre los posibles equipos internacionales que formemos, sean para espacios puntuales o permanentes durante el sexenio. Deseo contar con su colaboración, como también la de los laicos para la conformación de los mismos. Que el Espíritu del Señor nos ayude a animar y que no seamos impedimento a lo que Él quiere hacer en el mundo a través de cada una de nosotras.

En febrero tendré la reunión con las Superioras provinciales y allí se ampliará nuestra reflexión, búsquedas y concreciones.

Con mi abrazo fraterno, y unidas en cada eucaristía

Agradecemos la carta de Graciela, que nos ayuda a ahondar en nuestras raíces, poner la mirada en la entera Congregación y nos señala el horizonte.


  

[1] Cfr. Evangelio diario de la Compañía de Jesús, 1 de enero de 2019.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s