De aquel 6 de octubre de 1969, no quedan fotos, no era costumbre de hacerlas, sino un puñado de corazones que estuvimos (yo era un chaval), en el local número 26, de la calle Marcelo Fernández Nieto, un recinto pequeño donde D. Constancio Palomo, Vicario General de la Diócesis, D. José Ramos Bellido, Primer Párroco de la misma, y D. Prudencio Rodríguez, Párroco de Fátima, de la cual procedíamos los nuevos feligreses, celebraba la primera eucaristía.

Ceremonia sencilla, por la tarde, hacia las 17:30. Entonces empezaba a crecer la zona de forma rápida llenándose de matrimonios jóvenes, y muchos niños y adolescentes.

Desde el principio, distintas diócesis, movimientos católicos y congregaciones religiosas nos han enriquecido y han hecho camino con nosotros. Hemos compartido la fe: Hijas de Jesús (Jesuitinas), Carmelitas Calzados, Agustinos, Hermandad Sacerdotal Operarios, Dominicos, Sagrados Corazones, Salesianos, Salesianas, Hijas de María Madre de la Iglesia, Identes, Verbum Dei, Seminario Teologado de Segovia, Seminario Teologado de Salamanca, Hermanas de la Consolación, Teologado Seminario de Soria, Seminario del Salvador, Adsis,  Sacerdotes diocesanos, Hermanos de La Salle, Agustinos Recoletos, Hermanas del Amor de Dios, Profesores de la Universidad Pontificia de Salamanca. A todos, GRACIAS, sois parte de nuestra historia comunitaria

Una referencia especial para las Hijas de Jesús que estuvieron desde el principio y quienes, de manera anticipada asumieron, la vocación y misión de los laicos dándonos para ello estructuras de participación. 

Recuerdo agradecido a los presbíteros enviados al servicio de la comunidad parroquial, D. José Ramos Bellio (Párrooco), D. Santos Pinto Lozano (Párroco), D. Ángel Martin Sánchez, D. Segundo Delgado Hernández, D. Alfonso Lozano (Agustino Recoleto), D. Arnovio Galavis (Agustino Recoleto) y, actualmente, D Ignacio Gómez Carreño (Párroco).

Así que podemos llegar a la conclusión y decir desde el corazón: 

Fue el Amor, es el Amor, será el Amor. Siempre el Amor, siempre Tu mirada cargada de inmensa ternura como es propio de ti, Señor. Nos haces llegar en cada momento la pregunta, Tu eterna Palabra que revolotea en el silencio, en nuestros espacios, en el barrio, sus calles, sus paseos, dando color a sus gentes, entrando en nuestros hogares, compartiendo nuestras alegrías y penas... tu interpelación nos llega en cada momento: ¿me amas?

Desde aquel 6 de octubre de 1969, una multitud de personas, cientos de grupos, trabajadores del Reino, hemos escuchado Tu voz, eje central que desde ese día hace 50 años sigue interpelándonos: ¿me amas?. Y hoy nos la vuelves a repetir con ternura, en Tu mirada y, como no, en tus palabras llenas de delicadeza: ¿me amas?

Esa pregunta ha llegado a muchos y hoy, como granos lanzados en los surcos, se han esparcido por el mundo sembrándose en las tierras fértiles deseosas de que el Señor las multiplique como semillas de su Reinado.

Día de Agradecimiento, llamada, misión, de crear comunidad, de tarea, de asombro, de decirte temblorosamente: "Señor, Tú lo sabes todo. Tú sabes que te quiero".

Miguel Ángel Ruano Sánchez
Catequista Parroquia de San Mateo
SALAMANCA

0
0
0
s2smodern
powered by social2s