El pasado 29 de julio, y antes del nombramiento por parte de la Superiora General de Rosa Espinosa como nueva Provincial de España-Italia, Mª Carmen Martín escribía su última circular a todas las hermanas de la Provincia. En ella, además de comunicar algunas cuestiones de tipo práctico e informativo en este tiempo de verano, expresa su agradecimiento ante el cumplimiento de su nombramiento como provincial el próximo 31 de agosto, una tarea que ha querido vivido como servicio y no como carga.

Un servicio que he podido llevar desde el alivio que nos ofrece el Señor: “acudid a mí los que andáis cansados y agobiados y yo os aliviaré… porque mi yugo es blando y mi carga ligera” (cfr. Mt. 11, 28-30). Alivio que también he encontrado en las ayudas que el mismo Dios ha puesto a mi lado: las consejeras, la ecónoma y la secretaria, las superioras… y todas las hermanas, cada una a su estilo y con sus posibilidades, sin olvidar a las hermanas que en estos 3 años ya no están entre nosotras. Y junto a vosotras, también los equipos provinciales y un grupo significativo de laico.

Es mucho lo que tengo que agradecer, pues lo que me llevo en el equipaje que me ha proporcionado este servicio son muchos dones, el don de cada una de las hermanas en el misterio que somos cada cual”.

Junto al agradecimiento, Mª Carmen Martín, expresa también una petición:  

“...que sigamos empeñándonos en ser una comunidad -Provincia- en salida, que contagiemos esperanza y alegría, y que aprovechemos la oportunidad que se nos brinda desde la Determinación de la CG XVIII buscando en todo parecernos a Jesús, como un hijo se parece a su padre; y procurando seguir sus huellas… (cfr. CFI 136)”

Como Provincia deseamos expresar también nuestro agradecimiento a Mª Carmen Martín FI por estos 3 años de labor como Superiora Provincial de España-Italia, así como a Mª Ángeles Elorza, que cesa también en su servicio como consejera provincial.

 
 
 
0
0
0
s2smodern
powered by social2s