Nuestra hermana Mª Luisa Berzosa ha participado esta semana en el Simposio internacional de Psicología y Ejercicios Espirituales en el Centro de Espiritualidad de Loyola, en la Universidad de Comillas, junto al director de esta casa de estudios y personalidades jesuitas. Ella misma nos cuenta su experiencia.

Del 20 al 24 de Junio he participado en dicho Simposio, junto a 200 personas de treinta y cinco países de los cinco continentes, en el Centro de Espiritualidad de Loyola, organizado por la Universidad de Comillas.

Este encuentro evoca otro semejante celebrado hace treinta años que muchas personas habremos podido leer en los volúmenes que existen por todas partes, siempre poniendo en relación la psicología con los Ejercicios Espirituales.

Abrieron el encuentro varias personalidades: Mons José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián; Antonio España sj, superior provincial,  Ignacio Echarte sj, superior del santuario de Loyola y Julio Martínez sj, rector de Comillas.

Partiendo de EE 313, “sentir y conocer las varias mociones”, fuimos ahondando durante estos días en todo lo que se deriva de este número de los Ejercicios, que tuvo diversos acercamientos y perspectivas-

Comenzábamos cada día con una ponencia-marco que señalaba la orientación de la jornada y luego se desarrollaba en comunicaciones,  en encuentros con los expertos y en talleres diversos, ofrecidos por diversas personas procedentes de lugares y culturas muy variadas.

El domingo antes de finalizar las tareas,  asistimos a un merecido y muy emotivo homenaje a algunos jesuitas históricos que lanzaron el Simposio de 1989, y que estaban entre nosotros estos días:  Carlos Alemany sj, José Antonio García-Monje sj y Jordi Font sj.

Palabras,  fotos,  recuerdos,  testimonios… fueron los elementos que utilizamos para agradecer su aporte a lo largo de tantos años y escuchamos con atención intensa,  no exenta de emoción,  sus palabras llenas de sabiduría y libertad,  esas que salen de un corazón rebosante de Dios.

Y cerramos ese momento con el recuerdo de nuestro querido amigo Nacho Boné sj,  fallecido de modo imprevisto,  hoy hace precisamente seis meses.  Sus hermanos llegaron desde Zaragoza para estar presentes en este homenaje y muchos amigos y amigas,  compañeros y cantidad de personas de sus campos apostólicos, también se acercaron con mensajes llenos de cariños envueltos en pena por su ausencia.

El lunes terminamos nuestro encuentro con la eucaristía en la Basílica de Loyola, presidida por Rodrigo Mejía, obispo jesuita que participaba en el Simposio.  Antes,  José García de Casto sj recogió en una magnífica síntesis lo que había sido este Simposio y de modo oficial la clausura corrió a cargo de Jaime Oráa  sj,  presidente de UNIJES.

La organización atenta a todos los detalles y la casa, nos proporcionaron una estancia muy agradable con ricos aprendizajes y una convivencia universal muy cálida y familiar, de manera particular por encontrarme con nuestra hermana Melba, de República Dominicana, que también participó.

  

María Luisa Berzosa fi

 

0
0
0
s2smodern
powered by social2s