En sus números finales, el Reglamento de la Congregación General dice cómo serán los actos finales y la clausura. Destacamos algunos puntos que pueden ser de interés:

El final de la CG la determinan las congregadas, en votación secreta y por mayoría absoluta, al acercarse el final de los trabajos de la Congregación General.

Antes de terminar, la CG podrá encomendar algunas cosas a la Superiora General y concederle determinadas facultades que deberán ser ejercitadas según la mente de la misma CG y con las condiciones que ella establezca. Algunas recomendaciones a encomendar son:

  • Aprobar las actas de algunas sesiones que no hayan podido ser aprobadas con anterioridad.
  • Introducir en las Determinaciones de la CG las correcciones de redacción que fuesen claramente necesarias. Poder rectificar alguna contradicción si la hubiere.
  • Ordenar los documentos aprobados.
  • Incluir en los documentos las correcciones hechas por expertos.
  • Incorporar en las Constituciones las modificaciones solicitadas por la CG y aprobadas por la Congregación de Religiosos, si las hubiere.

El último día de la CG, todas las participantes firmarán las actas en su conjunto para ser selladas y guardadas en el archivo.

Terminada la Congregación General, se celebrará la Eucaristía para dar gracias al Señor.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s