El jueves 21 de febrero salíamos del colegio camino de Javier con 39 alumnos de 1º y 2º de Bachillerato para pasar por el corazón lo vivido estos meses y sobre todo agradecer lo mucho recibido. Habíamos preparado las convivencias con mucha ilusión y cariño y nuestros jóvenes respondieron con creces.

El objetivo de las convivencias era propiciar espacios donde hacer silencio, conocerse mejor, compartir y dejarnos iluminar por Jesús de Nazaret. Fueron dos días intensos donde fui testigo de que cuando estos jóvenes dicen sí, lo dan todo, se abren, comparten, salen al paso, hablan con sinceridad y autenticidad y tienen grandes deseos de seguir siendo mejores personas.

 

En las convivencias hubo diferentes momentos: espacios de reflexión, de oración, dinámicas para conocernos y diálogo entre todos. Se respiró un ambiente de confianza, libertad, alegría y mucho cariño.

Doy gracias por el gran equipo que formamos y que acompañamos estas convivencias, compañeros y amigos, Jesús, Eduardo y Uxue. Y también por el apoyo en la cocina de Susana, madre de familia, y María Jesús Navarro FI.

Acabamos la convivencia con una Eucaristía al aire libre en la que nos regalamos una vela con un mensaje y con el deseo de ser luz para los demás. Todos volvimos a casa con el corazón lleno y muy agradecido.

Gracias Señor por cada uno de ellos y por el camino recorrido juntos.

Naike Martín FI

0
0
0
s2sdefault