La Comunidad de Berrozpe, en Andoain (Guipuzcoa) ha tenido la oportunidad de acoger desde septiembre del año 2017 a Justine Kami, una joven de República Democrática del Congo. Justine vino a España para cursar un máster en la Universidad de Deusto. Las hermanas, "sin dudarlo, me abrieron las puertas de las casas de la Madre Cándida".

Esta experiencia de año y medio ha sido muy enriquecedora para Justine, que dice haberse sentido en la comunidad como en una familia. Tanto es así que a la superiora de la comunidad, Blanca Esther Iriarte, FI, se atreve a llamarle "«Madre Blanca», no por respeto, sino porque ella siempre ha estado realmente al servicio de la comunidad, como una buena madre". Además, Justine dice que su estancia fue tan buena porque consiguió una especial relación con cada una de las hermanas de la comunidad. 

Una experiencia que ha ido mucho más allá de lo humano o lo académico, ya que con las hermanas "compartía mis momentos de alegría o tristeza que confié a sus oraciones."

Este año y medio ha enriquecido mucho a toda la comunidad y toda la Provincia quedamos muy agradecidas de encontrarnos con personas como Justine. Un tiempo para agradecer todas juntas.

Lee el testimonio completo haciendo click aquí

0
0
0
s2sdefault