En esta semana nos ha visitado nuestra superiora provincial.  ¿Qué tiene esto de particular?.  Ha realizado la visita Canónica a la comunidad de Entrevías-Orcasur,  en Madrid. 

Pero vamos por partes. ¿Qué es esta Visita y por qué se llama así?. Es un elemento de carácter jurídico y pastoral que permite al superior eclesiástico ejercer el derecho y la obligación de acceder a las instituciones,  lugares,  personas que están bajo su jurisdicción.  Hay Visitas previstas por el Derecho Canónico y otras que se realizan por circunstancias particulares. 

La que se realiza desde la Santa Sede se llama visita apostólica y la del obispo,  visita pastoral. También el Código de Derecho Canónico se refiere a los superiores designados para esta función por el derecho propio del Instituto y establece que visitarán en los momentos establecidos las casas y a los miembros encomendados a su cuidado. 

Mª Carmen Martín  llegó a la casa de Entrevías el martes 22 y dedicó el día a tener entrevista con cada una de las hermanas;  el momento de la comida fue ocasión de compartir temas de nuestra vida y otras noticias del mundo,  mientras degustábamos un sabroso menú con dulzuras al final…

El 23 por la tarde y 24 estuvo en la casa de Orcasur,  también hablando con cada hermanas y al final de esa tarde nos encontramos los dos grupos allí para tener una reunión con MªCarmen. 

Comenzamos recordando a la doble fiesta mariana de este día:  Santa María del Camino y María Auxiliadora,  pidiendo que Ella nos ponga con su Hijo.

A lo largo de un buen rato fuimos compartiendo nuestras señas de identidad:  qué no puede faltar en nuestro ser de Hijas de Jesús;  qué tiene que percibirse en nuestra vida de comunidad;  cuál es lo específico como rasgo de familia,  porque otros muchos aspectos son comunes a otras congregaciones.

Recordamos también los encuentros que estamos teniendo para prepararnos a la Congregación General XVIII y las respuestas a las preguntas que a través de las fichas sobre Nehemías,  vamos poniendo en común en las reuniones quincenales que tenemos.

Mª Carmen se interesó por nuestras aportaciones y fuimos recordando el proceso que vamos haciendo.  Como siempre, la realidad está entretejida de luces y sombras,  en nuestra vida personal e institucional;  buscamos con sincero deseo,  caminos para crecer  y mejorar siendo cada vez más coherentes,  en nuestra identidad,  en la entrega a la misión,  en la vida fraterna…

Asumimos el compromiso del pequeño paso que cada una podemos ofrecer para el bien del Cuerpo provincial y universal.

Después continuamos en animada charla mientras recargamos fuerzas con una exquisita cena. Ofrecimos a Mª Carmen unos libros en señal de agradecimiento por los días compartidos.

María Luisa Berzosa fi

0
0
0
s2smodern
powered by social2s