Las Terceronas (el grupo de la Última Probación) han pasado por Burgos camino de Valladolid, venían de Tolosa. Es la ruta de la vida de la Madre Cándida. Van haciendo suyo el camino de la Fundadora, intentando vivenciar a través de su historia, dejando que los lugares hablen al corazón, entrelazando lo recibido de ella con la trayectoria personal.
 
"Burgos nos ofrece dos claves de nuestra santa", decía Celia Rivera en la presentación de este momento de la vida de la Madre: camino (proceso, movimiento, avance, experiencia...) y servicio (lo oculto, lo humilde, evangelio, prójimo, apostolado...). 
 
Dos claves que podemos encontrar en cualquier lugar del mundo y en toda circunstancia de nuestra vida: un Nazareth y un camino hacia Jerusalén. Nuestro "principio y fundamento", nuestro punto de mira, siempre, Jesús.
María ​Teresa​ Pinto
 
0
0
0
s2sdefault