“Cuando vamos llegando a los 65,70 años…”

El 24 de septiembre llegamos las Hijas de Jesús a Manresa, a la Cueva de san Ignacio, para realizar este curso de formación, junto con otro grupo de religiosos, laicos y un sacerdote diocesano procedentes de Perú, Bolivia, Dominicana, México, Argentina, Uruguay, Inglaterra, Italia y España y de las congregaciones de Jesús María, Sagrado Corazón, Compañía de María, Nuestra Señora de África, Salesianos, Jesuitas y Claretianos.

En la primera semana nos hemos acercado a la Autobiografía de San Ignacio, que  explicó precisamente en su tercera edad. Partiendo de ella pudimos realizar una relectura de nuestra propia autobiografía en paz y agradecimiento, y todo ello, acompañado con las visitas a la Manresa Ignaciana tal y como se recoge en la Autobiografía.

Trabajar la integración psicológico-espiritual para acoger espiritualmente la propia realidad y la psicología de la nueva  época con sus dificultades y oportunidades ha sido otro de nuestros temas de trabajo.

El núcleo central de la experiencia han sido los ejercicios espirituales personalizados acompañados por el equipo de jesuitas. Al finalizar estos, hemos profundizado en el tema de la Escatología: fortalecer la experiencia espiritual para asumir con vigor los penúltimos tramos de nuestra vida, mientras esperamos la realización de nuestra gran esperanza.

El panel de concreciones para resituarnos ante esta nueva etapa, nos ha ocupado la última semana: pasividades de disminución; acoger la realidad y posibilidades de cuerpo y mente; los voluntariados como respuesta de gratuidad en esta etapa y la espiritualidad de la tercera y cuarta etapa.

El último día ha sido para recoger la experiencia personal y de grupo y  poder evaluar el curso.

Nuestro agradecimiento a Mª Carmen, Sonia Regina y nuestras comunidades que han hecho posible esta experiencia viva, profunda y creativa. ¡Un regalazo!

Hijas de Jesús en Manresa

0
0
0
s2smodern
powered by social2s