El pasado día 27 de septiembre, festividad de San Vicente de Paúl, se inauguraba el centro de día para personas con problemas de salud mental y exclusión social Ranquines. Este centro de día constituye la primera fase del proyecto, surgido en el marco de la Asamblea Diocesana de Salamanca y de la celebración del año de la Misericordia, en el que colaboran diferentes entidades y congregaciones ubicadas en Salamanca, entre ellas las Hijas de Jesús. 

En el acto, que tuvo como maestro de ceremonias al coordinador del Proyecto, Francisco Berbegal, y que estuvo presidido por el obispo de Salamanca, Carlos López, participaron un grupo de hermanas. Blanca Esther Iriarte nos comparte unas palabras de dicha inauguración:

Este proyecto está ubicado en la casa de los Padres Paules, en Santa Marta. Fue un acto sencillo, muy bien preparado y cuidado. Se hizo una presentación del proyecto: proyecto de atención a personas en gran exclusión - que viven en calle- con enfermedad mental. Un proyecto Intercongregacional, en el que la provincia está implicado. La comunidad de Mostenses-Garrido, también va a colaborar con algunas hermanas que dedicarán tiempo a este proyecto. 

Se hizo un recorrido por las instalaciones, bien cuidadas y preparadas... Instalaciones que hablan de acogida, de sensibilidad, de atención personalizada, de atención integral...

Me quedo con algunas palabras que cuando volvía a casa me brotaban: "agradecimiento", "intercongregacional" "muchos pocos... hacen algo grande".

Blanca Esther Iriarte

 

 

 

 

 

 

 

Más información sobre el proyecto Ranquines

 

 
 
0
0
0
s2smodern
powered by social2s