Noticias

“Quien te dio el deseo, te dará el poder y gracia, si eres fiel a mi llamamiento,

 

(de los Apuntes espirituales de la Madre Cándida)

¿Qué certezas deja
Jesús en mi corazón
sobre acompañar,
anunciar la Buena Noticia
y cuidar?

Estas palabras de la Madre Cándida nos recuerda y toca el mundo de nuestros deseos, de nuestra fidelidad y confianza…

Al profundizar en el trabajo de reflexión realizado en comunidad, sobre “Caminar con otros al estilo de Jesús: Espiritualidad del cuidado", hemos ido descubriendo la necesidad que tenemos de “escuchar, preguntar, explicar”, "de acercarnos, descubrir y discernir…” , "de tener cuidado de nosotras mismas, para poder cuidar a los demás", cuidar el ambiente, lo que nos rodea.

Esto tiene una concreción en la vida de cada día: se nos pide vivir con autenticidad, vivir desde la espiritualidad del cuidado, trabajar sobre la sanación de las relaciones, ver cómo podemos cambiar nuestra actitudes para que incidan en nuestra vida… Esto exige abrir procesos, cosa que lleva tiempo. Se nos pide, paciencia y confianza en Dios que es quien nos ha dado el deseo, por lo tanto debemos estar seguras que nos dará también la gracia, como nos dice la Madre Cándida.

Todo esto nos lleva a preguntarnos si nuestro estilo de vida es auténtico, si el mensaje de Jesús nos llega, sabiendo que es contracultural y hay que estar muy pendiente de lo que acontece a nuestro alrededor… Y en la vida cotidiana vivir con serenidad, ser amables con cada una, cuidando también que se extienda al personal que nos cuida, solo así seremos testimonio ante los que nos rodean.

Desde esta postura podremos “acompañar, anunciar la Buena Nueva y cuidar”. Tenemos la certeza de que también a nosotras, como a Felipe en el texto de Hechos 8, el Espíritu nos impulsará a hablar, a anunciar el Mensaje de Jesús, desde lo de cada día, con humildad, paciencia confianza y delicadeza…

Nuestros deseos son grandes, queremos vivirlos a pesar de nuestras debilidades.

Comunidad Santa María - Málaga

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

“Aunque os echen de una parte a otra, y tengáis que pasar hambre, sed y falta de lo necesario, calumnias y mucho más que tendréis que pasar;...

  (de los Apuntes espirituales de la M. Cándida)

¿Qué ha hecho y hace el
Señor en mi vida y, con
mis pocos panes y
peces?

¿Me ha hecho dichosa?

“…Ser vida que trasparenta a Jesús de Nazaret.” (Dt. CGXVIII 4). De pronto resuena con fuerza en mi interior esta frase, experimentándola como “sentido” para mi vida.

Y acepto la invitación cercana y acogedora de Jesús para ir con Él, en comunidad de discípulas, a “descansar” juntas en un lugar apartado, tranquilo, monte o de playa, ambos agradables en verano. Y allí, compartir, estar con Él, aprender de Él, dejarnos “cuidar” y trasformar, para parecernos a Él como una hija se parece a su padre.

Pero de pronto el paraje despoblado y tranquilo deja de ser tal, aparece un gentío: hombres, mujeres y niños movidos, por el hambre de pan, y de palabras con sentido; empujados por el miedo ante las situaciones de persecución y violencia, ante la soledad, la falta orientación y sentido... Vienen a nosotros, a nuestro grupo, a nuestra comunidad…, a nuestra Familia, en busca de ayuda, alivio, consuelo, esperanza… Jesús, el Maestro, se estremece por dentro, siente compasión y nos dice:z


- ¿No sentís compasión?
- Non provate compassione?
- No sentiu compassió?
- Ez duzue erruktasunai sentitzen?
- Non sentides compaixón?

Se nos ha terminado el descanso, la tranquilidad…

Jesús, insiste: ¡Dadles vosotros de comer!, Date loro qualcosa da mangiare!, doneuli vosaltres de manjar! Eman zuek jaten! Dádelle vós de xantar!

Si quieres seguirme, ser un pequeño reflejo de mi vida, debes desvivirte, como hago yo, salir del propio amor querer e interés, para buscar el bien, el cuidado de los prójimos más vulnerables, empezando por los del entorno más próximo y “saliendo fuera”, buscando con otros iniciativas que puedan ser respuesta a alguna de tantas situaciones, agravadas con la epidemia del Covid-19.

Pero, ¿cómo dar de comer a tantos si no tenemos más que cinco panes y dos peces? ¿Si somos pocas y con mucha debilidad?...

Y un deseo, una petición: Señor, ayúdanos a poner nuestra confianza en ti que has prometido estar con nosotros hasta el final; ayúdanos a hacernos conscientes de que la obra no es nuestra, sino tuya y tú sabes con qué instrumentos cuentas, nuestros cinco panes y dos peces.

¡En Jesús todo lo tenemos!

Matilde Ballesteros, FI - Comunidad de Italia

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

“Virgen Purísima, Madre de Dios y Madre mía, te ruego, aunque, soy la más indigna de todas las criaturas, me concedas o me alcances la gracia de tu divino Hijo para que yo cumpla lo más perfectamente [posible] lo que yo le propongo...

 

¿A qué me siento invitada después de contemplar a María, hija del Padre?

Nos sentimos invitadas a confiar más en Dios Padre, a invocar su gracia para ir más allá de lo que nos sorprenda o no entendamos en la vida. Llamadas a seguir buscando, en clima de discernimiento, la acción del Espíritu en cada una de nosotras, en la realidad y en los demás, para poder proclamar, con otros, la grandeza del Señor que actúa en lo pequeño y desconcertante. Llamadas a sentirnos, como María, instrumentos en manos de Dios Padre que hace presente su Reino con criterios muy distintos a los nuestros.

Casa Santa Marta - Vigo (Comunidad de Galicia)

 

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

 ...y palparán que la obra es mía y no de los hombres”.

(de los Apuntes espirituales de la Madre Cándida)

¿A qué me siento movida cuando leo “mantener el
Cuerpo en su buen ser y adecuarlo a lo que piden las actuales
circunstancias del mundo”? Det. CGX VIII 2

Cuando leo “mantener el Cuerpo en su buen ser” me resuena a palabras altamente utilizadas y casi que han perdido el sentido. Somos muy dadas, las personas, a utilizar palabras, muletillas, conceptos que repetimos una y otra vez de modo que al final han perdido todo el contenido que tienen en sí mismas o que en un momento determinado se les da.

Dicho esto y recordando la invitación que se nos hacía de que el buen ser del cuerpo necesita examinarse, ir a revisión para constatar su buena salud y su dinamismo para así hacerse disponible a la gracia del Señor lo primero que me surge es una pregunta: ¿Estamos preparadas para acoger esta gracia que se nos regala? 

¿Cómo volver a recuperar el sentido de toda una vida? Sólo con lo que hay de Dios en mí, descubierto, reconocido, desplegado puede considerarse que se está en plenitud de vida y de sentido.

Desde esta experiencia personal, comunitaria, de toda la Congregación, abiertas al Encuentro, dispuestas a acoger al diferente, siendo conscientes de nuestra fragilidad, en actitud de servicio generoso, comprometidas con la justicia y el bien para todos podemos adecuar el buen ser del Cuerpo a las circunstancias actuales.

Sole Mena, FI - Comunidad de Granada

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

(Madre Cándida)

¿Cómo sientes que
debiera ser hoy la
vivencia de nuestro
carisma?

 

TIEMPO PARA PROFUNDIZAR… TIEMPO PARA RENOVAR

“Todo tiene su tiempo y sazón, todas las tareas bajo el sol (…)”

Tiempo de preguntarnos, tiempo de responder; tiempo de hacernos frágiles, tiempo de fortalecer el interior; tiempo de caminar con otros, tiempo de dejarnos acompañar; tiempo de acoger nuestras grietas, tiempo de dejarnos atravesar por la luz; tiempo de permanecer, tiempo de marchar; tiempo de escuchar desde dentro, tiempo de dar fruto; tiempo de renovarnos como comunidad, tiempo de acoger los cambios; tiempo de sentir que somos creación, tiempo de germinar en la oscuridad; tiempo de cuidar lo cercano, tiempo de atender lo lejano; tiempo de confiar radicalmente en Dios, tiempo de sentirnos llevadas por Él a la misión; tiempo de disminuir, tiempo de que Él crezca; tiempo de ser bálsamo, tiempo de que nos curen nuestras heridas; tiempo de ser aliento, tiempo de dejar que otros nos sostengan; tiempo de acoger al diferente, tiempo de dejar que el otro me acoja; tiempo de crear comunión, tiempo de que nos ayuden a vivirla; tiempo de soñar, tiempo de vivir, tiempo de actuar…

“(…) He considerado la tarea que Dios encomendó a las Hijas de Jesús para que en ella se ocupen. Él ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo; también ha puesto el mundo en sus corazones”.

Cuando vivimos sabiendo que Dios ha puesto el mundo en nuestros corazones, nada puede seguir igual.

Hijas de Jesús de la Comunidad de Almería

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

“...vivir en medio del mundo como verdaderas Hijas de Jesús”.1

Para esto vivió la Madre Cándida y lo deseó constantemente para las que entraban en la Congregación. Hoy incluiría a todos los que, desde el laicado o la vida religiosa, nos sentimos parte de su familia carismática.

Las Hijas de Jesús estamos profundizando en la Determinación que nos dio la CG XVIII: “Seguir de cerca a Jesucristo que eligió para sí la pobreza” según el plan establecido por el Gobierno General; y mucho nos está ayudando a descubrir la palabra personal y comunitaria que Dios tiene para nosotras en este momento.

Desde marzo estamos en el segundo momento de este proceso: profundizar a la luz de la Palabra de Dios. Diez fichas ofrecidas por Mª José Schultz Montalbettinos han ido ayudando a hacer este camino de lectura, oración, intercambio y discernimiento que haga posible que el Espíritu vaya trabajando en nuestros corazones, que Él configure ese nuevo rostro de Hija de Jesús, ese nuevo estilo de comunidad, esa nueva forma de ser de la Hija de Jesús que hoy necesita nuestro mundo. (Carta nº 4 de Graciela Francovig, Superiora General).

Mañana comenzamos la preparación al 9 de agosto, fiesta de Santa Cándida, de la mano de estas fichas. Cada día recogeremos la frase de la Madre Cándida con que cierra cada ficha y ofreceremos el comentario de una Hija de Jesús o de una comunidad sobre lo rezado y compartido.

Agradecemos a todas las comunidades que han colaborado con este proyecto pastoral. Ojalá contribuya a dar pasos "para que (Dios) todo lo transforme en vivencia concreta y nos haga, cada día, más semejantes a Jesús pobre y humilde". (nº 23 Det. CG XVIII).

El plan de profundización y todas las fichas las podéis encontrar AQUÍ. Deseamos que nos ayude a ponernos a la escucha de un Dios que nos remite constantemente a Jesús y que nunca coge vacaciones. Ojalá vivir esta fiesta en el descanso de agosto (para muchos) sea una oportunidad para dedicar un rato tranquilo cada día que nos pueda serenar y alimentar por dentro.

1 Cfr. CFI 144 y nº1 Det. CG XVIII

LEER MÁS
0
0
0
s2smodern
powered by social2s