Noticias

Cambio en continuidad fue el lema escogido para el V encuentro de Responsables de Comunicación de las Obras Educativas y que tuvo lugar el 19 de abril en Madrid. Un total de 30 personas respondieron a la convocatoria realizada por el Equipo de Ayuda a la Comunicación (EAC) de la Provincia para compartir un día de formación, información, visión y reflexión. En este encuentro también participó Isabel Del Olmo, como responsable de la comunicación en FASFI. "Hoy tenemos quizá pocas respuestas concretas y muchos planteamientos todavía abiertos en este momento de cambio, de dinamismo, de ir forjando algo nuevo. Pero contamos con mucha seguridad, la que nace de la continuidad, de saber que lo esencial permanece, y de ponernos en las manos del Padre", dijo en la acogida Pablo Labandeira, coordinador del EAC. 

Tras estas palabras, Marian Cantalejo FI dirigió la oración, momento para empezar con calma el encuentro y situarse en presencia del Señor. Cada uno de los participantes dispuso de dos trozos de plastilina, uno morado y el otro naranja. Con ellos pudieron construir el logotipo de la Fundación, tocar, amasar, recrearlo... Sobre el logotipo de la Fundación Educativa  Jesuitinas, su significado y sentido se centró este tiempo de oración, que ayudó a los asistentes al encuentro a entrar en los rasgos carismáticos recogidos en el mismo: el universalismo, la filiación, el cristocentrismo, la fraternidad… El momento de oración concluyó creando entre todos, con la misma plastilina utilizada para la composición personal, un logotipo en común, recogiendo el sentido de unidad que está también encerrado en el #somosJesuitinas.

 

Durante la mañana se presentó a los asistentes la guía de uso de la Imagen corporativa de Jesuitinas  y se compartió reflexión sobre el mapa actual de comunicación en la Provincia, en la que existen múltiples vías y canales de comunicación a los que hay que sumar e integrar los que surjan con  la Fundación. Un tiempo destacado se dedicó a generar visión compartida acerca de vivirFI. Estos momentos se encargaron de dinamizarlos María José Fernández FI y Pablo Martín, respectivamente, ambos miembros del EAC.

La tarde estuvo destinada a la formación. En primer lugar, Noel Campo, del colegio de Salamanca ayudó a los asistentes a caer en la cuenta de la importancia de la relación con los medios de comunicación, y ofreció toda una serie de ideas para poder mejorar la presencia en medios. El relevo lo tomó luego Enrique Díaz-Berrio, del María Virgen (Madrid), para adentrar a los participantes en el mundo de Google Analytics y plantear acciones que contribuyan a mejorar nuestros objetivos comunicativos en base a las métricas que se pueden obtener sobre nuestras páginas web. En el tintero quedó una tercera "Píldora formativa", preparada desde el EAC sobre diseño en la red y recursos para el tratamiento y creación de imágenes y vídeos. 

          

Tras la tradicional foto de grupo, María Luisa Berzosa FI, ayudó a la recogida de este día intenso y rico en sentimientos, mociones, preguntas, sueños... y Alan Antich dinamizó el momento de evaluación de la jornada, introduciendo el uso de herramientas digitales que posibilitaron recoger impresiones de una manera visual y ágil. 

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Durante los días 14 y 15 de abril hemos tenido el segundo encuentro de formación de superioras previsto para este curso. Iniciamos el encuentro con la alegría de volver a encontrarnos y compartir nuestra vida.  

Lo retomamos en el punto que habíamos dejado el encuentro anterior, preguntándonos qué recuerdo y sabor había dejado en nosotras. El Principio y Fundamento de la misión de superiora fue el centro del querer del Señor para cada una de nosotras.

Y seguimos dando pasos, ahora, desde la función de la superiora, desde lo que nos dicen nuestros documentos.

Elías López sj que nos acompaña en el primer día  nos invita a  buscar qué es lo que sustenta nuestro suelo, qué miedos hacen tambalear lo nuclear para nosotras. Cómo expresamos la alegría de la Resurrección en nuestras vidas, en nuestra Comunidad y en la misión encomendada.  El proceso es lento, pero el final ya lo sabemos. Sólo dejándonos iluminar por el Señor y desde el cariño, será posible responder y hacer posible la Unión de Ánimos a la que hemos sido convocadas. El examen y la escucha nos ayudarán a descubrir las pequeñas señales de cada día. 

Por la tarde pasamos de lo personal a lo institucional. ¿Cuál nos parece que es el miedo institucional? El discernimiento en común es la clave para poder decir algo hoy a los demás. Todas formamos parte de ese mal institucional que nos perjudica: falta de confianza, críticas, falta de escucha; y en nuestras manos está el poder acabar con él. Pero este mal, a veces forma parte de nuestra vida, por ello, solo desde la reconciliación podemos ayudarnos unas a otras.

Desde la Eucaristía y a la luz de Jesús somos llamadas a descubrir que tenemos muchas cosas buenas, pero, en ocasiones, cada una de ellas tiene una sombra que se hace presente. En nuestra mano está en discernir cuál de las dos tiene más fuerza. 

Durante la mañana del segundo fuimos invitadas a vivir un espacio de silencio, de encuentro con el Señor para gustar y saborear internamente el gozo de ser consagradas. 

Nos espera el tercer encuentro que tendrá lugar en octubre.

Enriqueta Seva Ortuño

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

Y sin darnos cuenta, como si nos hubiéramos despedido ayer, volvemos a encontrarnos los participantes en la V Edición de la  formación de Directivos. Parece mentira que, en solo una semana, se hayan creado esos vínculos afectivos y esos lazos que nos hacen sentir como una gran familia.

En esta segunda semana, del 9 al 13 de abril, dimos un paso más, concretamos lo que en la primera semana vimos de forma más general. Comenzamos el lunes con ARCIX Formación, Olga Casanova y Lourdes Bazarra, nos hablan de los directivos de Escuelas Inteligentes, qué perfil hemos de tener y qué habilidades nos exige el futuro y la escuela del siglo XXI. Nos cuestionan y hacen reflexionar sobre cómo son nuestros colegios: ¿están adaptados a la realidad que vivimos?, ¿al contexto de nuestros centros?. La escuela ya no es lo que era, debemos conocer la actual, adaptarnos a ella y saber dirigirla como líderes, con las actitudes y capacidades adecuadas, sabiendo dar respuesta a los porqués y a los cómos que se nos plantean

Juanma Alarcón nos habló del Carisma en las estructuras organizativas, cómo hemos de ser y educar personas BUENAS y FELICES. ¿Difícil?, mucho, pero también esperanzador.

Sobre el directivo en la evangelización nos habló Sylvia Cano, haciendo hincapié en cómo debe de estar impregnado todo el ámbito escolar de la pastoral. Esta no es un sombrero que nos ponemos y quitamos, según el momento, sino que, evangelizamos dando matemáticas, o física y química. Igual que la savia recorre desde las raíces a las flores del árbol, así también debe la Buena Noticia  transcurrir, circular, recorrer, toda la escuela.

¿Cuántas veces hemos oído hablar de Misión Compartida, de compartir Misión? ¿Es lo mismo? ¿Cuál es la Misión?… A estas y otras muchas cuestiones nos dieron respuesta Ana Bergareche FI y Víctor Mendiguchía (Director Titular de Burgos). Realmente fue una jornada intensa, pero emocionante, en la que predominó un silencio sepulcral, pero un silencio que decía mucho de lo que nos estaba llegando. Nos sentimos verdaderamente “tocados” por el Espíritu, y nos plantearon el tema con tal sencillez, claridad y pasión, que fue una llamada a seguir profundizando en nuestra vocación y Misión como laicos e Hijas de Jesús.

A lo largo de la semana nos han repetido la necesidad de cuidarnos y de cuidar a los demás. Así agradecemos a Amaya Galarza, la jornada del viernes, en la que nos habló del Acompañamiento, de la necesidad de acompañar y ser acompañados... a nuestros alumnos, a los compañeros, a amigos…

Y acompañándonos… llegamos al final de la semana, muy enriquecidos, no solo por todo lo compartido en las ponencias, también por lo compartido de cada uno de nosotros, nuestras intervenciones, nuestra espontaneidad, nuestro querer ser familia. Compartimos también momentos más lúdicos: teatro, recorrido por el Madrid de los Austrias, bocata de calamares y chocolate con churros en San Ginés… En fin una semana de mucho compartir y de consolidar esos vínculos que ya en la primera semana se habían iniciado.

¡Gracias a cada uno de vosotros!

Charo Ros

Miembro del Equipo de Obras Educativas

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

El pasado sábado 13 de abril miembros de los colegios de Noia, Vigo y A Coruña y hermanas de la Comunidad de Galicia se juntaron en A Fontiña (Portonovo) para compartir un día de retiro en este tiempo de Pascua. Un total de 45 personas dispuestas a hacer silencio -interior y exterior-, a respirar con tranquilidad y a aparcar la cotidianidad "para estar sólo contigo, el único y verdadero Dios".

Este retiro pascual estuvo dirigido por MªLuisa Berzosa FI, que durante la semana había pasado por los tres colegios de Galicia completando la formación que los claustros y personal de los centros ha realizado con ella a lo largo de este curso, tratando en esta ocasión la temática de la Misión Compartida. La jornada empezó, además de con unas orientaciones para centrar el día, con un tiempo de oración comunitaria, en el que se expresó el deseo del grupo de dejarse moldear por el Señor. Cada uno de los participantes pudo manifestar su motivación para el día, sus sentimientos al comienzo del retiro. 

 

Un largo tiempo de silencio y oración personal ocupó buena parte de la mañana. La climatología, tras semanas de lluvia constante, acompañó, por lo que los participantes pudieron disfrutar de este tiempo de tranquilidad en contacto con la naturaleza en este lugar privilegiado de A Fontiña. Luego llegó el momento de compartir, primero en pequeño grupo y a continuación todos juntos de nuevo en la sala lo que se fue moviendo en el interior de cada uno en la oración personal: ecos, mociones, sentimientos... 

La mañana concluyó con una pequeña celebración, en la que cada uno de los participantes fue añadiendo sus símbolos de Vida: objetos, imágenes, fotografías... de esa Vida que celebramos en este tiempo de Pascua. 

Y tras compartir reflexión y oración, los participantes también compartieron mesa, pudiendo disfrutar de una comida al aire libre

Galería fotográfica del Retiro

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

En las pasadas semanas, la comunidad educativa de Herrikide (Tolosa) pude acoger la cruz de Lampedusa, la denominada cruz de los emigrantes. Toda una experiencia con la que despertar la importancia de vivir aprendiendo a no volver el rostro ante esa dura realidad. Inmaculada Eceizabarrena FI, nos cuenta cómo vivieron esa jornada:

La cruz de los emigrantes. La cruz de los que amenazados por la muerte a causa del hambre, la guerra, la persecución, salen de su tierra en busca de una tierra que les dará la vida. En ese camino a la Vida, que no tiene vuelta atrás, muchos murieron en Lampedusa y uno de ellos , con la barca rota, coge las maderas del mismo y hace una cruz para el papa. El papa no quiere ese regalo para él, quiere que viaje por todo el mundo para que ese grito de los emigrantes se oiga y nos interpele y nos solidarice y nos haga humanidad con estos nuestro hermanos. 

Esa cruz  vino a Guipuzcoa, y nosotros la quisimos acoger en Herrikide (Tolosa). Estuvo un día entre nosotros. Por la mañana, en Secundaria y Bachiller, por la tarde en nuestro colegio entre profesores y niños de 3º a 6º de Primaria. Un vídeo nos mostraba un poco esa situación, hicimos un rato de  silencio y fuimos acercándonos a tocar la cruz o a besarla.  A continuación, profundizamos en la experiencia a partir de una rutina de pensamiento: ¿Qué he visto? ¿Qué preguntas me salen? ¿Qué me hace pensar?

Al salir de la celebración les dimos un corazón rojo, simbolizando el corazón de Jesús que vino a salvarnos y al que poder preguntarle: ¿Qué tengo que hacer? Al volver a clase, compartimos las respuestas dadas a la pregunta formulada.  Escuchamos: muy buenos  deseos, con mucha inquietud, sacando lo mejor de cada uno… un regalo escuchar  el corazón de los niños.

Ya por la tarde, en la parroquia  Santa María, a las 19 horas, tuvimos una oración de acogida-adoración de esta cruz, que en ella están clavados tantas personas; hombres, mujeres, niños… que salen de su país en busca de una vida más digna… Esta cruz, lleva el dolor el sufrimiento, la soledad, la indiferencia...  Ojalá podamos vivir aprendiendo a  no volver el rostro ante esta realidad.    

Inmaculada Eceizabarrena FI

Tolosa

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault

MADRID

El pasado día 2 de abril, fecha destacada dentro de la Familia Madre Cándida, las hermanas de las 3 comunidades de Madrid (conformadas por un total de 7 casas) se juntaron en la Inter en un encuentro. En él unieron tres celebraciones: la Pascua de Resurrección, la Inspiración del Rosarillo (a los 149 años de aquel 2 de abril de 1869 se abre un Año de Memoria que nos conduce hacia el 150 aniversario) y la convocatoria de la Congregación General XVIII (más información en el siguiente enlace). 

   

Fueron más de 40 las Hijas de Jesús que se reunieron esa tarde, desde las hermanas en formación del Juniorado hasta aquellas que se encuentran en la capital realizando diversas tareas apostólicas. Fue un tiempo para la oración pausada y tranquila, para poder hacer experiencia del Resucitado, escuchando y compartiendo lo que se mueve en el interior de cada una tras la contemplación de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Y todo ello conectado con la conmemoración del día y el momento congregacional de convocatoria de la CG XVIII.

El encuentro con el Resucitado puede darnos la fuerza necesaria para desplegar la vida que llevamos dentro de nosotras. Por eso, el encuentro con Jesús puede cambiarnos la vida, porque nos ofrece una luz nueva para mirarla, un nuevo ángulo, una nueva perspectiva, una nueva comprensión... y nos hace un envío personal, único, mío, dador de vida y generador de comunión allí donde estemos. 

Hoy, 2 de abril, empezamos un Año de Memoria. Queremos hacer memoria de la Inspiración del Rosarillo. Memoria que ayude a crecer en esperanza hacia el futuro, que nos abra al mañana que, como el pasado, será obra de Dios en la medida que nos dejemos mover por Él, en la medida que elijamos aliarnos con su Espíritu. 

El mundo y el carisma necesitan recibir colores nuevos, acomodados a lo que piden las diversas circunstancia de tiempos, lugares y personas (CFI 328). Abrámonos a descubrir, desde nuestra realidad personal, congregacional y social, a qué nos está invitando Dios a cada una y como Cuerpo. 

Tras la oración, en la que se leyó la carta circular de la Superiora General de convocatoria de la Congregación General XVIII, y la entrega del libro "Perlas Escondidas en las cartas de la Madre Cándida", de Antonio Grau,  continuaron la celebración en torno a la mesa. 

 

GRANADA

La Comunidad de Granada se reunió el 1 de abril, domingo de Resurrección, a celebrar con gozo la Pascua.

Por la tarde, en un tiempo de oración,  dieron comienzo al Año de Memoria de la inspiración del Rosarillo, poniendo en manos del Señor la próxima CG XVIII que ya, desde ahora, nos disponemos a vivir.

Se simbolizó  la “llave” de apertura dibujada en un panel donde, en un momento de la oración, las hermanas depositaron alrededor aquellas actitudes que cada una considera que necesita potenciar para disponerse a vivir este momento congregacional.

En el llavero conmemorativo cada una colgó  “su llave” –un corazón- que puesto en manos del Señor, está dispuesto a abrirse al querer de nuestro Padre Dios.

 

 

 

BURGOS

Las hermanas de Burgos también se reunieron para acoger juntas la convocatoria de la próxima Congregación General.

Dos de abril, memoria del Rosarillo: imagen de la Trinidad que se vuelca  en nosotros, que se acerca en el “pequeño” que viene caminando entre José y María, ante sus miradas y las de sus antepasados, “una nube de testigos” del Dios que no deja de acercarse. ¿Qué viviría Juana Josefa? De aquella experiencia surgió una comunidad con el nombre de Jesús. En el Rosarillo, Jesús, caminando,  es el centro. Y es como si el retablo continuara en las Hijas de Jesús, también en camino… hacia unas partes y otras del mundo.

En Burgos -paso anterior al del Rosarillo en aquel camino que iba haciendo Juana Josefa- como en otras partes del mundo, ciento cuarenta y nueve años después, se reunieron para rezar por quienes hoy están llamadas a dar nuevos pasos. De su celebración comparten también las siguientes líneas: 

Si miramos a un lado y otro también hoy vemos a laicos –como lo eran José, María, Joaquín, Ana- que se sienten fortalecidos en su fe por esa misma experiencia de Juana Josefa, de un Dios que es Padre y que en Jesús no deja de acercarse… Llamados también a continuar esos pasos de Jesús.

Pusimos en el altar los signos de este momento: el llavero y las “perlas” de sus cartas, que nos llevamos como recuerdo. Agradecemos estos signos, con mención especial a Antonio Grau. Teniendo entre nosotras a Teresa Lucía, podéis imaginar nuestra gratitud a ella y el abrazo final que algunas no se resistieron a darle.

 

 

 

LEER MÁS
0
0
0
s2sdefault