EDUCACIÓN CRISTIANA

El servicio apostólico que se realiza en los Centros de Hijas de Jesús tiene siempre como objetivo global el desarrollo de toda la persona, desde una óptica cristiana, desde la fe en Jesús y la adhesión a su mensaje.

Mediante un proceso de personalización se hace síntesis de la doble dimensión, individual y social, y se favorece el crecimiento de la persona en todos los aspectos.

Esta educación integral implica no sólo el desarrollo de la personalidad en todas sus dimensiones, sino también, principalmente, la asimilación de una visión cristiana del mundo y de la vida, que capacite para comprometerse con la historia de su tiempo.